"Ortega es un parapeto de gobernador": alcalde de Chilapa, Guerrero

domingo, 3 de mayo de 2015
CHILAPA DE ÁLVAREZ, Gro. (proceso.com.mx).- El alcalde priista de Chilapa, Francisco Javier García González, estalló contra el gobierno federal y el gobernador sustituto Rogelio Ortega Martínez porque a pesar de los anuncios y operativos persiste la narcoviolencia en este lugar de la región Centro de la entidad. El edil calificó de “omisa e indolente” la actitud del recién designado gobernador sustituto, al decir que sería importante “que dejara de pasear” y le exigió que se enfoque en las verdaderas necesidades que teniente la entidad y que deje de hacer política a favor del PRD. También, reprochó la estrategia que implementa el Ejército, Policía Federal División Gendarmería y la Policía estatal en este municipio donde los grupos criminales Los Rojos y Los Ardillos mantienen una brutal confrontación por el control de las zonas de siembra y rutas de trasiego y venta de droga, heroína y mariguana. “Tal parece que la gente de las diferentes instancias de gobierno sólo vienen a pasear porque los hechos de violencia en Chilapa no paran”, expresó el edil entrevistado durante el funeral de su colaborador y candidato del PRI a la alcaldía, Ulises Fabián Quiroz, quien fue ejecutado este viernes en las inmediaciones del poblado de Atzacoaloya. Proceso recorrió hoy este emblemático lugar conocido por su artesanía y gastronomía donde se percibe un ambiente tenso y se observa que a pesar de la escalada violenta, no existe vigilancia y los policías federales de la División Gendarmería permanecen encerrados en el hotel Las Brisas, ubicado sobre el bulevar Eucaria Apreza. Al respecto, García González imploró ayuda al presidente Enrique Peña Nieto para revertir los efectos de la narcoviolencia en Chilapa donde el grupo de Los Ardillos, dirigido por los hermanos del presidente del Congreso, el diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez, pretenden desplazar a Los Rojos de esta importante plaza considerada como estratégica en la zona de la Montaña baja de Guerrero. El alcalde priista, que públicamente ha sido señalado de brindar protección a Los Rojos, dijo que su administración “no tiene la capacidad” para enfrentar a los grupos criminales que tienen asolada la región que conecta el Centro con la Montaña de la entidad. Enseguida, estalló contra Rogelio Ortega: “Es un parapeto de gobernador. No tiene los pantalones para enfrentar las necesidades que hoy tiene el estado. No merecemos el gobernador que hoy tenemos porque necesitamos alguien que garantice certeza y seguridad”. Aseguró que las visitas del gobernador sustituto a Chilapa han sido para “hacer política con su partido” y lamentó el hecho de que Rogelio Ortega no se haya reunido con él  para hablar sobre alguna estrategia y “trabajar de manera coordinada”. Cerca de las 14:00 horas, se realizó una misa de cuerpo presente en la catedral de La Asunción, en pleno zócalo de la levítica ciudad,  donde acudieron simpatizantes y el candidato a gobernador por el PRI, Héctor Astudillo Flores, así como el dirigente estatal del tricolor, Cuauhtémoc Salgado y el senador y ex gobernador, René Juárez Cisneros. Frente a la familia del candidato priista asesinado, el sacerdote Javier Casarrubias Carballido expresó: No queremos esto para Chilapa, ni para nadie. Pero en fin, ni modo”. Luego, el cortejo encabezado por un grupo de motociclistas, se trasladó hacia el panteón y durante el recorrido a pie, varios hombres cargaron en hombros el féretro de Ulises Fabían, un joven de 34 años que antes de su designación como candidato a la alcaldía se desempeñaba como secretario de Finanzas del ayuntamiento de Chilapa, quien tenía una afición hacia las motocicletas y el deporte. El candidato impulsado por el alcalde Javier Francisco García era conocido como El Pelón y El Taquero, apodo que le pusieron porque su padre procedente del municipio indígena de Atilxtac instaló una taquería para sostener su hogar en Chilapa. Consultado sobre las mantas y pintas en fachadas de establecimientos comerciales donde acusan de este crimen al candidato del PRD a la alcaldía y diputado local con licencia, Miguel Cantorán, el edil priista dijo: “no lo puedo confirmar pero tampoco lo puedo negar”.

Comentarios