La CNDH pide a la CNS medidas cautelares para su personal en Oaxaca

jueves, 13 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F., 13 de agosto (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su indignación por el secuestro y lesiones que sufrió el domingo pasado su visitador adjunto en su oficina de Ixtecep Oaxaca, Carlos Cabrera, y solicitó al gobierno de Oaxaca y a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) medidas cautelares para salvaguardar la integridad de su personal en esa oficina foránea. Lo anterior, señaló en un comunicado, a fin de “evitar actos de difícil o imposible reparación que pudieran poner en riesgo el trabajo de este organismo nacional”. Además de las medidas cautelares, el organismo nacional exigió el pronto esclarecimiento de los hechos, la detención de los responsables y su presentación ante la justicia, “para que este caso no quede en la impunidad”. De acuerdo con la CNDH, su visitador adjunto fue lesionado y privado de la libertad por presuntos traficantes de personas cuando se dirigía a la sede del organismo en Ixtepec. El visitador fue interceptado el domingo pasado en la carretera federal 190 en las inmediaciones del municipio Jalapa del Marqués. Luego fue trasladado por sus captores a un camino de brecha, donde fue golpeado, despojado de sus pertenencias, abandonado y amenazado de muerte “en caso de continuar afectando el negocio de tráfico de personas”, denunció la CNDH. El organismo indicó que desde el momento en que supo de lo ocurrido, el quinto visitador general, Edgar Corzo Sosa, se comunicó vía telefónica con el visitador afectado y su familia, a quienes ofreció el apoyo médico y jurídico necesario y brindarle acompañamiento en la presentación de la denuncia correspondiente. Además se trasladó a Oaxaca para conocer detalles de los hechos e intercambió puntos de vista con el personal de la oficina foránea en Ixtepec, al que ofreció apoyo y el compromiso institucional para lograr que su “se efectúe con la mayor seguridad posible”.

Comentarios