Enviados de la CIDH reciben a familiares de desaparecidos en Nuevo León

martes, 29 de septiembre de 2015
MONTERREY, N.L. (apro).- Representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibieron en audiencia a familiares de víctimas de ejecución extrajudicial, desaparición y tortura, en hechos ocurridos en Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas Nuevo León y Zacatecas. El encuentro se efectuó a las 2:45 de la tarde en la Facultad Libre de Derecho (FLD), donde los enviados del organismo hemisférico, encabezados por la comisionada Tracy Robinson, escucharon a las personas cuyos familiares padecieron graves violaciones a sus derechos humanos. En la reunión se expuso el caso de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos, Coahuila, y el de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey presuntamente asesinados por militares, así como sucesos de desaparición en las entidades mencionadas. Horas después se realizó una segunda audiencia en la misma FLD, en la que participaron organismos de la sociedad civil. Éstos presentaron diagnósticos y recomendaciones para solucionar el problema de las ejecuciones extrajudiciales, la tortura y las desapariciones, así como el conflicto que viven los migrantes que cruzan por México y las violaciones a los derechos humanos perpetradas en los centros penitenciarios del país. Además de Robinson, en ambas audiencias estuvieron presentes Elizabeth Abi-Mershed, secretaria ejecutiva adjunta de la CIDH, y los especialistas Tania Reneaum y Efrén Olviares. La actividad para los enviados del organismo inició desde temprano, con una reunión que sostuvieron a las 11 de la mañana con los mismos familiares de desaparecidos en el norte del país. El grupo acudió a la invitación que le hizo Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, para participar en un acto simbólico en el Reloj del Barrio Antiguo, en el centro de esta capital. También asistieron integrantes de organizaciones civiles como Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), Grupo Amores, y Eslabones, de Nuevo León; familiares de mineros de Pasta de Conchos y Grupo Vida, de Coahuila; el Centro de los Derechos de las Mujeres, de Chihuahua, y el Comité de los Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Con mantas en las que imprimieron imágenes de sus seres queridos (desaparecidos en años recientes), alrededor de 100 personas se dieron cita en el Reloj del Barrio Antiguo. En un acto simbólico, la madre de un desaparecido de Nuevo León encendió un cirio y luego lo pasó a una representante de Coahuila, quien a su vez la cedió a una zacatecana. La vela pasó a manos de una representante de Tamaulipas, quien finalmente se la entregó a Robinson. Virginia Buenrostro, integrante del Grupo Amores, pidió a los enviados de la CIDH que con esa llama encendida recorrieran el mundo “derramando la luz” de la verdad y la justicia. Con el pabilo en sus manos, Robinson caminó unos 50 metros hasta colocarse frente al Mural de los Desaparecidos, pintado por artistas auspiciados por CADHAC y Amores en una barda de la avenida Constitución, donde las mujeres elevaron la consigna: “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”. En un breve mensaje, Robinson se comprometió a mantener encendida “la llama de la esperanza” y a trabajar por el bien común de los presentes. “He visto las caras de sus seres amados, que vienen de todos los rincones de la región. Quiero que sepan que la Comisión los ha escuchado y observo la luz de esta veladora como un símbolo de la importancia de trabajar en los derechos humanos, una labor en la que estamos todos comprometidos”, dijo. La comisionada de origen jamaiquino destacó que el próximo 2 de octubre, cuando terminen su visita a México, presentarán una evaluación sobre el estado en que se encuentran los derechos humanos en el país.

Comentarios