Muere chofer tras golpiza por portar propaganda de Preciado

martes, 19 de enero de 2016
COLIMA, Col., (apro).- Adán Gómez, conductor de una ruta del transporte urbano, murió esta mañana como consecuencia de los golpes recibidos horas antes de la jornada electoral del domingo por parte de encapuchados que destruyeron los vidrios de varios camiones que portaban propaganda del candidato del PAN a la gubernatura Jorge Luis Preciado Rodríguez. Urbano George Heredia, concesionario con el que trabajaba la víctima, informó que el ataque se produjo alrededor de las 23:45 del sábado 16, cuando los agresores llegaron a bordo de varios vehículos y golpearon con tubos a conductores y unidades de transporte que estaban estacionadas en la calle 24 de Febrero, a espaldas del Centro de Educación Artística (Cedart) “Juan Rulfo”. El empresario, quien fue testigo de los hechos, dijo en entrevista que la agresión duró poco más de un minuto, hasta que uno de los atacantes gritó: “¡Ya vámonos!” Fue entonces cuando los operadores vieron a su compañero Adán Gómez tirado en la calle, inconsciente, después de haber recibido golpes en la cabeza. De inmediato, George Heredia llamó al 066 para pedir ayuda y en un lapso de 15 minutos llegó una ambulancia de la Cruz Roja, que se llevó al herido a la clínica del Seguro Social, de donde por la gravedad de su estado fue trasladado a Guadalajara, Jalisco, a las 13:00 horas del domingo. Pese a que el asunto fue reportado al número de emergencias, la noche del ataque no se presentaron policías de ninguna corporación, y fue hasta el día siguiente alrededor de las 8 de la mañana cuando acudieron agentes de la Policía Estatal a preguntarle sobre el suceso a Urbano George, quien narró lo acontecido. También manifestó que en el momento del suceso los conductores se encontraban ayudándole a retirar la propaganda electoral de los camiones, porque a la mañana siguiente se instalaría una casilla cerca del lugar en que estaban estacionados. Adán Gómez, de unos 60 años, fue golpeado cuando se encontraba junto al minibús 114, de la Ruta 5, que le había correspondido conducir ese sábado. A la víctima le sobreviven su esposa y una hija de siete años de edad. Los daños materiales de las unidades afectadas, refirió su propietario, fueron calculados en 45 mil pesos. Este martes, tras conocer la noticia de la muerte de su compañero, buena parte de los conductores del transporte urbano realizaron una manifestación silenciosa, con leyendas de “trabajo bajo protesta” y con la boca cubierta con pañuelos rojos. Además de esa agresión previo a los comicios, durante la jornada electoral se reportaron al menos dos ataques más de hombres encapuchados contra votantes y representantes de partidos. Uno de ellos en la casilla 283 de ese mismo municipio, instalada en la escuela Carlos Virgen Banda, cuando poco antes de las 17:00 horas un joven de unos 17 años sufrió una herida de cráneo tras ser agredido con un bat por un individuo que fue detenido por la policía. Antes, en la colonia Prados del Sur, de la ciudad de Colima, un votante presentó contusión y herida de cráneo luego de ser agredido también con un bat, por lo que fue internado para su atención en el Hospital Regional Universitario.

Comentarios