Acusan al Partido Verde de querer cambiar fecha de elección en Chiapas

lunes, 10 de octubre de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El senador Zoé Robledo Aburto denunció este lunes que está en riesgo el proceso electoral del 2018, luego de que diputados del Partido Verde (PVEM) han propuesto reformas en el Congreso local para diferir el inicio del año electoral. En rueda de prensa, el senador perredista chiapaneco dijo cómo se está perfilando el acceso al poder en Chiapas para el 2018, como un proceso sucesorio preparado desde ya con mucha anticipación “donde parece que se pretende hacer un traje a la medida para determinado candidato”. Luego de que el presidente del Congreso del estado, Eduardo Ramírez Aguilar declarara que se prevén reformas en materia electoral que permitan al gobierno ahorrar recursos millonarios, Zoé Robledo salió al paso para denunciar que el PVEM pretende desfasar el proceso electoral local del federal. Refirió que el presidente del Congreso ha anunciado la intención de modificar el inicio del proceso electoral para enero de 2018, en lugar de hacerlo para octubre de 2017, tal como lo establece el art 143 del Código de Elecciones y Participación Ciudadana. “Hay que entender que para el 2018 tenemos procesos electorales concurrentes y no solo fecha de la elección concurrente. El INE iniciará sesiones de sus juntas locales el 30 de septiembre de 2017 para los comicios de 2018, lo lógico es que una vez iniciado el proceso federal inmediatamente inicie el proceso local. Tal como lo manda actualmente nuestra legislación”, dijo Robledo. Dijo que con este cambio de fecha lo que se buscan es impedir que el INE vigile, acompañe y en su caso sancione lo que vaya ocurriendo en el proceso electoral local. “Es un intento por manosear el proceso electoral, con lo cual lo ponen en riesgo”, dijo el senador. Expuso que si fuera un asunto de austeridad y de evitarle gastos al estado, como alegan, en 2015 no se hubiera cambiado la fecha de la elección y se hubiera hecho de manera concurrente con la federal, ahorrando buena parte de los 300 millones de pesos que costó la elección local del año pasado. “Me preocupa muchísimo que con pretextos vagos e inconsistentes se abra la posibilidad Constitucional de cambiar fechas. Porque ya entrados en gastos, nada impediría incluso que se cambie la fecha de toma de posesión del gobernador electo en 2018 y dejar durante tres o cuatro meses un gobernador provisional”, dijo el senador. Indicó que el Partido Verde ya midió que está muy mal en las encuestas y que su probabilidad de derrota es muy alta “por lo que a estas alturas las ocurrencias pueden ser muchas”. Señaló que esto puede tratarse de acortar tiempos, tanto para candidatos de partidos como candidatos independientes y “apretarles” para que solo los que cuenten con una estructura de apoyo, que en el caso de Chiapas puede ser la de gobierno, tengan viabilidad. “Imaginemos tiempos brevísimos para campañas internas o para conseguir firmas que avalen candidatos independientes so pretexto de que el calendario del proceso electoral es muy corto. Es muy peligroso empezar a cambiar fechas y alejarse del espíritu de la Ley. Insisto tenemos procesos electorales concurrentes no solo fechas de elección concurrentes”, mencionó. Adelantó que si se intentan modificar los calendarios o fechas del proceso electoral o de la toma de posesión, lo impugnará por las vías legales, se irá a la controversia constitucional o la acción de inconstitucionalidad o la figura jurídica que corresponda. “Ya lo hicimos en agosto del 2014 para impugnar el cambio de fecha de la elección del año pasado con un recurso de inconstitucionalidad”, agregó. “Las trampas, las ilegalidades y las marrullerías del Partido Verde son conocidos por todos, muchas de ellas ya han sido sancionadas, desde el diputado migrante producto de un fraude electoral hasta la simulación de campañas vestidas de informes legislativos o de gestión; que pasa por acreditar militantes como observadores electorales y hacer campañas pagadas en redes sociales aduciendo ‘coincidencias’ de personajes populares o hacer campañas en cine con recursos prohibidos”, precisó. Ante estas declaraciones del senador chiapaneco, el presidente del Congreso del estado a y la vez presidente del PVEM en Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, dijo que “existe un resolutivo de la Suprema Corte que ha mandatado ya una fecha específica en consonancia con la federal, la cual se tiene que acatar, habiendo pasado en 2015 la única fecha en que se hizo una consideración”. Quien pregona esto “en el mejor de los casos sólo está desinformado”, dijo Ramírez Aguilar.

Comentarios