Con bloqueos exigen a Velasco frenar grupo de choque en Cascadas de Agua Azul

lunes, 17 de octubre de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Tzeltales de la región de San Sebastián Bachajón, en el municipio de Chilón, interrumpieron con tres bloqueos la comunicación de la región Altos y San Cristóbal de las Casas con la región norte del estado, Palenque y Villahermosa, Tabasco. Ejidatarios, miembros del consejo de vigilancia, agentes municipales y los líderes tradicionales de cada una de las comunidades que conforman el ejido de San Sebastián Bachajón, iniciaron estos bloqueos en tres tramos diferentes para exigir al gobierno de Manuel Velasco frene las acciones de un grupo de choque que opera en la región de las Cascadas de Agua Azul. Los inconformes alegaron que el pasado 3 de octubre funcionarios del gobierno estatal se comprometieron a detener a Daniel Moreno Gómez, un excandidato a comisariado ejidal, quien con su grupo de choque instaló un retén para cobrarle a los turistas nacionales y extranjeros el acceso a las Cascadas de Agua Azul, cuando las autoridades formalmente instaladas y reconocidas tienen otro a unos 100 metros de distancia. Es decir, los paseantes tienen que pagar doble para ingresar a ese sitio turístico, pero que el cobro ilegal es el de Daniel Moreno Gómez y sus seguidores, entre ellos Manuel Jiménez Moreno, Juan Álvaro Moreno y Carmen Aguilar. También dijeron que sólo reconocen el liderazgo de Manuel Guzmán Álvaro, y no el de Moreno Gómez, que hasta ahora “ha tenido el apoyo del gobierno para desestabilizar en la región”. Es por eso que como medida de presión instalaron tres bloqueos, uno en el crucero de Agua Azul, otro más en el de Temó y otro en otro tramo conocido como el desvío de Sitalá. En los tres tramos los indígenas tzeltales tiraron árboles que atravesaron en el camino y pusieron piedras para evitar el paso de todos los vehículos. De tal manera que los viajeros y turistas que quieren pasar de Palenque hacia Ocosingo tienen que caminar para transbordar de vehículos o dar la vuelta por Villahermosa y salir a Tuxtla por la autopista Coita-Cosoleacaque. Los indígenas dijeron que no liberarán esos tramos carreteros hasta que el gobierno intervenga. Además, exigieron la libertad de sus “presos políticos”, entre ellos Esteban Gómez Jiménez, preso en el penal de Cintalapa; Santiago Moreno Pérez y Emilio Jiménez Gómez, internos en el penal de Playas de Catazajá y quienes “fueron encarcelados por tener el compromiso de luchar y defender la madre tierra”.