Gobernador de Guanajuato se disculpa por sugerir 'nalgadas y cintarazos” para educar a los hijos

martes, 1 de noviembre de 2016
SAN FRANCISCO DEL RINCÓN, Gto. (apro).- El gobernador panista de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, se disculpó públicamente por sugerir “unas buenas nalgadas y un buen cintarazo” como una forma de enseñar a los hijos a respetar a los padres y a las autoridades. Márquez dio este mensaje el pasado viernes en Celaya, durante el lanzamiento del programa “Impulso para los polígonos aledaños a las vías del tren”, considerados socialmente conflictivos o inseguros. Esto fue lo que dijo entonces el gobernador en una parte de su discurso dirigido a la población de esas colonias: “¿Qué podemos esperar de alguien que no respeta a sus padres; ustedes creen que van a respetar la autoridad? No, por eso es importante asumir la responsabilidad que nos toca… La primera escuela está en la casa y si no asumimos esto, ¡aguas! Más vale unas buenas nalgadas, un buen cintarazo, que me digan lo que quieran los derechos humanos, pero más vale a tiempo, más vale a tiempo, que después se anden desviando. ¿A dónde vamos a llegar? A una descomposición social, a una descomposición de la comunidad y el día de mañana no habrá reglas…”. Este martes, durante una gira de trabajo por San Francisco del Rincón, Márquez ratificó que, desde su punto de vista muy personal, “sí necesitamos mucho mayor educación, mayor disciplina con nuestros hijos”. Argumentó que “si no hay respeto a la familia, a los padres de familia, pues qué podemos esperar de ese respeto a la sociedad”. Sin embargo, el panista quiso aclarar que no fue su intención ir más allá del respeto a los derechos de la infancia. “Siempre voy a ser cuidadoso del cariño a los menores; tengo mis hijos… Ofrezco una disculpa si en algún momento esto fue más allá en el tema de los derechos humanos”. Con todo y que el viernes explícitamente señaló “que me digan lo que quieran los derechos humanos” (refiriéndose a las instancias defensoras), Miguel Márquez reviró hoy y ofreció no sólo su disculpa, sino “todo mi reconocimiento (a quienes) trabajan en el respeto a los derechos humanos en Guanajuato”. Incluso, dijo que éstos están garantizados en la entidad. “Estamos trabajando y promoviendo los derechos de todas las personas, en ese sentido sigue mi compromiso”, añadió. Miguel Márquez dijo no haber recibido algún extrañamiento o comunicación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tras sus declaraciones. No obstante, ratificó su disculpa “si se malinterpretó o si no fui cuidadoso con el tema”. Insistió en que se trataba de una posición personal y dijo que como padre de familia considera importante el cariño por los hijos pero también la disciplina: “Enseñarlos a distinguir entre el bien y el mal y a que se conduzcan por un camino recto”.