Con piñatas de Duarte y su esposa, campesinos festejan fin del sexenio (Video)

miércoles, 30 de noviembre de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- Integrantes del Frente de Defensa Popular (Fredepo) recorrieron las principales calles de esta capital mostrando dos enormes piñatas con los rostros del exgobernador Javier Duarte de Ochoa y de su esposa Karime Macías de Duarte, para celebrar el fin del sexenio. Las piñatas con colas de ratón y la figura de Duarte con fajos de billetes pegados a un voluminoso cuerpo fueron utilizadas para demostrar el hartazgo de los campesinos, quienes se quejaron de las promesas incumplidas en la entrega de terrenos, proyectos productivos y apoyos en especie y en efectivo. El Fredepo es la misma organización que con una piñata con cola de rata despidió hace dos años a la entonces alcaldesa de esta ciudad, la priista Elizabeth Morales García, hoy delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). En la manifestación de este miércoles no faltaron los clásicos gritos de: “Duarte ratero, regresa el dinero” y “No faltó dinero, sobraron ladrones”. Las piñatas más grandes fueron quemadas frente al Palacio de Gobierno en señal de repudio al gobierno “más corrupto de la historia”. Y a una cuadra de ese lugar, los betuneros del parque Benito Juárez y del pasaje Enríquez hicieron un peculiar anuncio para celebrar el fin del sexenio de Duarte y darle la bienvenida al nuevo gobierno de Miguel Ángel Yunes: “Todas las boleadas a funcionarios de gobierno, periodistas y ciudadanía en general serán gratuitas” a partir de mañana. De acuerdo con los betuneros del parque Benito Juárez, esa es una forma de celebrar que tras 72 meses culmina este “desastroso” sexenio que logró friccionar y parar la economía y a los sectores productivos en Veracruz, a tal grado que sus ganancias se vieron fuertemente afectadas. Incluso recordaron la anécdota del bolero personal del exgobernador prófugo de la justicia, a quien, dijeron, le quedó “a deber” más de 20 lustradas de zapatos, situación que también ocurrió con otros funcionarios de gobierno que salieron huyendo de Veracruz, después de que la Procuraduría General de la República (PGR) empezó a liberar ordenes de aprehensión. Por la tarde-noche, el gobernador interino Flavino Ríos citó a la prensa para dar un mensaje de despedida. Dijo que lo ocurrido en Veracruz “nunca debe repetirse”, y apeló a que el gobierno del partido que sea dignifique a las instituciones, porque “servir al servicio público no significa servirse”, apuntó. Sostuvo que en el mes y medio que tomó las riendas del estado, su equipo jurídico interpuso 12 denuncias ante la Fiscalía General del estado (FGE) contra “potenciales responsables” de haber cometido daño a las arcas públicas. Esas denuncias, aclaró, no son contra dependencias o contra instituciones, sino contra “personas concretas” que defraudaron la confianza del gobierno y de los ciudadanos.