Denuncian 'aseguramiento” violento de 19 menores de albergue en Morelos

miércoles, 17 de febrero de 2016
HUITZILAC, Mor. (apro).- La presidenta del sistema DIF Morelos, Elena Cepeda de León, y el titular de la Fiscalía General de Justicia, Javier Pérez Durón, serán denunciados ante instancias nacionales e internacionales por la sustracción, engaños, maltratos y golpes a 19 menores de edad que estaban bajo el resguardo del albergue Amor por Compartir y que fueron “asegurados” y actualmente se encuentran en el albergue del DIF. La historia se remite al viernes pasado, cuando al albergue situado en medio de una zona boscosa del barrio de San Agustín, en la zona denominada Monte Casino, del municipio de Huitzilac, a unos minutos de Tres Marías, llegó un requerimiento de la Fiscalía para que el albergue presentara ante el Ministerio Público a 19 menores que van de los 3 a los 17 años, a quienes enlistó con nombre y apellido. La cita para la presentación fue el pasado lunes, a las 9 de la mañana. A esa hora, dos de los voluntarios del albergue Amor por Compartir, que lleva funcionando 14 años en Morelos, trasladaron a los menores, después de darles un refrigerio, a las instalaciones centrales de la Fiscalía en Cuernavaca. Ahí, los menores fueron llamados uno a uno a comparecer ante el Ministerio Público, así como ante un médico legista, quien certificó el estado de salud de los menores. “Nunca hubo claridad en los argumentos para que los menores fueran citados a declarar”, sostiene la directora en entrevista. Los menores pasaron ahí, desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, cuando Ricardo, uno de los voluntarios comenzó a reclamar alimentos para los menores que ya llevaban más de seis horas sin comer. Fue hasta las 3:30 de la tarde que fueron llevados al comedor de la Fiscalía y ahí recibieron alimentos. La reconstrucción de hechos se hace con el testimonio de los dos voluntarios que fueron testigos en esas horas. La directora no asistió, porque tenía que resolver otras cosas, según declara en entrevista. Las comparecencias continuaron y no fue sino hasta las 7:30 de la noche, que los agentes del Ministerio Público, que nunca se identificaron, confirmaron a los voluntarios que los menores no serían devueltos al albergue, sino que serían trasladados al albergue del DIF Morelos, ubicado en Temixco. Los menores se resistieron, niños y niñas comenzaron a llorar. Los más chicos fueron llevados “con engaños” por agentes de la Policía Ministerial. Sin embargo, los adolescentes, de 14, 15, 16 y 17 años, opusieron resistencia. Los policías los dejaron y los ministerios públicos afirmaron que respetarían su libre decisión. No obstante, a las 8 de la noche, un grupo de 40 agentes policiacos ingresaron a la sala donde esperaban los niños y fueron sometidos con violencia y transportados “como si fueran delincuentes” hasta subirlos a camionetas con leyendas del DIF Morelos, ubicadas en el estacionamiento de la Fiscalía. Varios videos publicados en las redes sociales dan cuenta de la resistencia, los gritos, el llanto y la forma en la que los agentes policiacos sometieron a los menores. De hecho, narra Ricardo, uno de los voluntarios, mientras a ellos los amenazaban los agentes del Ministerio Público, los adolescentes se organizaron y opusieron resistencia. Tomaron las sillas que había y las lanzaron contra los agentes, así como contra las ventanas de la sala donde se encontraban, provocando la ruptura de dos vidrios. Otros menores se liaron a golpes con algunos de los agentes, quienes respondieron como si se tratara de delincuentes mayores. Algunos, incluso, intentaron provocar un corto circuito al arrojar agua a los contactos de electricidad. Aquello terminó en una sacapela en la que varios menores resultaron golpeados y transportados en vilo hasta las camionetas. No obstante, la Fiscalía aseguró desde este martes, cuando comenzaron a circular las versiones del maltrato a los menores, que en realidad la policía había “rescatado” a los menores. Incluso, la noche del ese mismo día, Elena Cepeda de León, esposa de Graco Ramírez, y presidenta del DIF Morelos, comparó al albergue y a su directora con el caso de “Mamá Rosa”, quien desatara un escándalo en Michoacán en 2014 por maltrato a menores y demás. Venganza “personal” La directora del albergue Amor por Compartir, María de Lourdes Fuentes Hernández, en entrevista, manifiesta su indignación y asegura que no hay diálogo con el gobierno del estado. “No entendemos el fondo de esto, parece un asunto personal, pero nosotros nunca hemos tenido desencuentros con la señora Elena (Cepeda)”. Asegura que constantemente fue invitada a conocer el albergue y sin embargo, nunca acudió. Recordó que hace unos meses, en una reunión con los directores y menores de los más de 30 albergues que funcionan en Morelos, todos promovidos por organizaciones de la sociedad civil, Elena Cepeda manifestó que no estaba de acuerdo en que funcionara el albergue Amor por Compartir, en Huiztilac, sin embargo, no pasó de ahí. “En varias ocasiones me han citado a comparecer como testigo, nunca me dijeron para qué, y por eso no me presenté. De ahí inició el hostigamiento, nos enviaban un oficio diario y querían oficios certificados y eso es imposible porque no tenemos dinero para eso, entonces burlonamente nos dijeron que llevaron los expedientes para que ellos los fotocopiaran”, comentó Fuentes. Dijo que el albergue cuenta con los permisos tanto federales como del estado para su funcionamiento; incluso, el mismo sistema DIF cuenta con los registros de los 67 niños que alberga el lugar. Además de que asegura que en los últimos dos años, el DIF Morelos ha remitido 30 niños y niños al albergue, dado que “el estado no puede solo con la tarea de atender a los menores en estas condiciones”, aseguró. Un menor fugado En enero pasado, Juan, un menor de 16 años, se fugó del albergue. De inmediato, dice la directora, se presentó una denuncia. Al parecer el menor fue localizado en los días subsecuentes. La directora y el abogado Francisco Bahena Cárdenas, presentaron copias de la declaración del menor y del dictamen del médico legista. Nada apunta a que hubo maltrato. El menor expresó en su declaración ministerial, cuando fue localizado, que se fugó “porque me aburría”. En los primeros días de febrero, el menor fue enviado de nueva cuenta por el DIF Morelos al albergue Amor por Compartir. Luego, comenzaron a ocurrir “los ataques” y las “campañas mediáticas” en contra del proyecto que lleva 14 años en Morelos. “Nos han acusado de maltratar menores, nos acusan de abusar sexualmente de ellos. Cada vez le suben más. No le parece extraño que por una parte nos acusen de eso y por otra parte nos sigan mandando menores, como en el caso de Juan”, cuestiona, mientras muestra el oficio mediante el cual el DIF Morelos remitió al joven Juan de 16 años de edad, apenas hace unos días. Por estos hechos, existe una carpeta de investigación con el número SJ01/372/2016. El abogado informó que las autoridades del gobierno del estado han intentado en varias ocasiones, en los últimos meses “clausurar” el albergue, sin que hayan podido pues cuenta con toda la documentación en regla, pero además, existe una suspensión provisional dentro del juicio de amparo 179/2016, mismo que impide al DIF Morelos cualquier posibilidad de suspender el funcionamiento del lugar. Bahena Cárdenas afirmó que se iniciaron ya denuncias ante instancias nacionales e internacionales porque “lo hecho por la Fiscalía atenta contra la seguridad física y psicológica de los menores”. Asimismo, hizo responsable al gobierno de Morelos, a la titular del DIF Morelos, Elena Cepeda de León, y al propio fiscal Javier Pérez Durón, de “cualquier acto de violencia en contra del personal, de los niños y los responsabilizamos de la integridad de los 19 menores que fueron sustraídos y retenidos en contra de su voluntad”.