Exigen obispos expulsar a invasores del santuario de Tepalcingo, Morelos

lunes, 21 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde el pasado 7 de febrero un grupo de invasores tiene tomado el santuario y la casa parroquial de Tepalcingo, Morelos, al parecer con la complicidad de la policía morelense del Mando Único, denunció hoy la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). En una carta dirigida al “gobierno federal” y a la “opinión pública”, la Comisión de Pastoral Social, de la CEM señaló que, ese día, un grupo de personas, “que no participan en la vida pastoral de la comunidad”, irrumpió violentamente en la casa parroquial con “cadenas, palos, machetes, piedras y armas” con las que llegaron a golpear a algunos feligreses. La carta señala que los invasores quemaron la motocicleta del vicario, robaron 120 mil pesos, así como computadoras y “todo cuanto tuvieron a su alcance”. Y agrega: “El Santísimo Sacramento fue derrumbado al suelo, pisoteado y profanado. Se burlaron de los indumentos sagrados y presumían de todo cuanto había podido distribuirse: computadoras, dinero, zapatos y ropa de los presbíteros”. La CEM señala que esta incursión violenta se hizo ante la presencia de elementos del Mando Único, que sólo “permaneció pasivo”. Señala: “Llama enormemente la atención que la policía solamente observaba, cuando terminó la violencia y habían destrozado la casa, ni la policía municipal, estatal ni federal desalojaron a los agresores, ellos quedaron en posesión del santuario y la casa del peregrino. Actualmente mantienen la total administración del santuario”. La carta indica que se hizo la demanda de los hechos ante el Ministerio Público y la Procuraduría General de Justicia de Morelos, “sin embargo en ambas oficinas fue rechazada la petición sin motivo o razón alguna”. También destaca el “casi nulo cubrimiento de lo sucedido en los medios locales de comunicación”, así como “la falta de objetividad” y la “manipulación de la información” de los pocos medios que le dieron cobertura. Por último, el Episcopado expresa su solidaridad a monseñor Ramón Castro, obispo de Cuernavaca y de quien depende el santuario de Tepalcingo. Por cierto, el obispo Castro ha sido uno de los más duros críticos del actual gobernador Graco Ramírez, debido a que durante su gobierno se ha disparado mucho la violencia en la entidad. La carta es firmada por los seis obispos integrantes de la Comisión de Pastoral Social: José Leopoldo González, Guillermo Ortiz Mondragón, Guillermo Francisco Escobar, Enrique Sánchez Martínez, Jorge Alberto Cavazos y Andrés Vargas Peña.

Comentarios