Hallan cuerpo del padre de exfuncionario queretano desaparecido en enero

viernes, 1 de abril de 2016
QUERÉTARO, Qro. (apro).- El exdirector de Desarrollo Político del gobierno de Querétaro Eric Gudiño Torres confirmó la muerte de su padre Francisco Gudiño Pérez, quien fue reportado como desaparecido el pasado 17 de enero. “Lamentablemente Francisco Gudiño Pérez, mi papá fue encontrado sin vida”, dijo en su cuenta de Facebook, donde en diversas ocasiones difundió la imagen de su familiar con datos para facilitar su localización. Gudiño Torres se desempeñó como director de Desarrollo Político en el gobierno del priista José Eduardo Calzada Rovirosa, puesto en el que estaba al tanto de las manifestaciones de familiares de personas desaparecidas, entre otras funciones. En su labor, el funcionario ya había tenido algunos desencuentros relacionados con su cargo. Uno de ellos ocurrió el 26 de julio de 2014, cuando un grupo de personas que tienen algún ser querido ausente exigió ser recibido por el gobernador para hablar sobre el problema que les aquejaba. Sin embargo, el mandatario no los recibió. “Ojalá que esta violencia no te alcance porque entonces sí vas a sentir lo ojete que es no saber dónde está una persona desaparecida de tu familia”, gritó a las puertas de la oficina del entonces mandatario Brenda Rangel Ortiz, quien encabezaba el grupo. “Y todos los que están aquí presentes tampoco están exentos de tener un hijo o un hermano o un padre o algún familiar desaparecido, porque esta violencia que se vive en todo el país y ¡éste!, ¡éste lo sigue callando¡, ¡éste sigue mintiendo¡, ¡sigue diciendo que hay seguridad¡. ¡Eres un mentiroso!”, agregó la mujer. Uno de los funcionarios que estuvo al tanto de esa manifestación fue precisamente Gudiño Torres, quien un año y medio después reportó la desaparición de su padre y hace unas horas confirmó su muerte. “… Si alguien lo vio el día domingo 17 por favor les pido lo puedan informar a los teléfonos que aparecen en la imagen, toda información real que proporcionen va ser importante para localizarlo”, escribió tras la desaparición de su padre. Cuando era director de Desarrollo Político, Gudiño Torres también estuvo al tanto de otro grupo de personas desaparecidas, a quienes empleados del gobierno estatal que montaron el operativo del desfile de la Revolución Mexicana, intentaron cerrarles el paso. No obstante, los familiares de Rogelio Castillo Gómez lograron mostrar sus pancartas frente al templete donde estaba el gobernador priista José Eduardo Calzada Rovirosa. “Esto lo hacemos para que la gente se entere y porque no nos han atendido para brindarnos información de las investigaciones”, acusó María Lourdes, una de las manifestantes. El cuerpo de Rogelio fue hallado por autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) en una morgue en Guanajuato donde permaneció seis meses. La organización Desaparecidos Justicia demandó en esos hechos --como lo ha hecho con anterioridad y hasta la fecha--, un trabajo más eficiente de las autoridades emanadas del PRI y del PAN. Sobre el caso de Francisco Gudiño Pérez, el actual gobernador de Querétaro, el panista Francisco Domínguez Servién, confirmó la captura de dos personas presuntamente relacionadas con el crimen. “Se hizo la captura el día de antier de dos secuestrados y ellos confesaron haber levantado a esta persona en el estado de Guanajuato, haberle dado muerte… Se encontró en un pozo de más de 30 metros y, todo parece ser, vamos a esperar las periciales, que es esta persona”, dijo a un diario local. De acuerdo con cifras oficiales del Poder Ejecutivo de Querétaro, hasta el 11 de febrero tenían un registro de 413 casos activos de personas desaparecidas, de las cuales 336 tenían al menos cinco meses de ser buscados. Sin embargo, Yadira González Hernández, actual representante de la organización Desaparecidos Justicia A.C., lamentó que el caso de su hermano ausente Juan, fuera excluido de ese listado. Y es que, oficialmente, el reporte de los 413 casos activos corresponde a personas desaparecidas entre el 2009 y el 11 de febrero de 2016. El caso de Juan ocurrió en 2006. De manera adicional, en su apartado de personas "desaparecidas" la página de la Procuraduría General de Justicia de Querétaro (PGJQ) exhibe algunas fichas de reportes de gente no localizada desde el año 2003. La discordancia en las cifras ha sido una constante, tanto de los gobiernos del PRI como del PAN en Querétaro.

Comentarios