Inician proceso de expulsión de perredistas ligados a Moreno Valle

lunes, 11 de abril de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- La dirigencia estatal del PRD pidió la expulsión de liderazgos de ese partido que están vinculados con el gobernador Rafael Moreno Valle y que han usado los colores y logotipo del partido para respaldar la campaña de Antonio Gali Fayad, candidato de la alianza Sigamos Adelante, encabezada por el PAN. En rueda de prensa, la dirigente estatal Socorro Quezada Tiempo y el presidente del Consejo Estatal perredista, Eric Cotoñeto, dijeron que la Comisión Nacional Jurisdiccional ya dio entrada a las solicitudes de expulsión del diputado federal Luis Maldonado Venegas; de Jorge Benito Cruz Bermúdez, actual funcionario estatal, y del diputado local Carlos Martínez Amador. Estos tres son considerados los principales operadores políticos del mandatario poblano dentro de las filas del PRD. También pidieron la expulsión del diputado Julián Rendón Tapia; el exaspirante a la gubernatura Arturo Loyola González; del exdirigente estatal del partido, Miguel Ángel de la Rosa, así como los alcaldes de Francisco Z. Mena, Huauchinango, Zoquitlán, Yaonahuac, Hueytlalpan, Izúcar de Matamoros, Pahuatlán, Toxtepec y Oriental. Estos perredistas se presentaron en un acto realizado el fin de semana en Izúcar de Matamoros que fue publicitado por el equipo de campaña de Gali Fayad como la “Ola Amarilla”, por la supuesta adhesión de más de 5 mil perredistas a la campaña del panista. La dirigente del PRD dijo que además presentarán una denuncia ante el INE porque en ese acto se usaron los colores y el logotipo del PRD para dar la falsa impresión de que esa fuerza política en la entidad se sumaba a la campaña de Gali, cuando este partido lleva como candidata a la exdiputada federal Roxana Luna. Quezada Tiempo rechazó que esta movilización represente una fractura al interior del PRD poblano, ya que los integrantes de la corriente Nueva Izquierda (NI), quienes piden su expulsión, realmente ingresaron a este instituto político para defender el proyecto político de Moreno Valle y no porque realmente sean perredistas. El representante del partido ante el Consejo local del INE, Iván Herrera Villagómez, explicó que la expulsión de los morenovallistas se fundamenta en el artículo 122 del Reglamento de Disciplina Interna, donde se advierte que es motivo de pérdida de la militancia el asociarse con instancias gubernamentales u otras organizaciones políticas contrarios a los intereses del partido. Por otra parte el dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave Benítez, y el coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa Huerta, reprobaron la agresión policiaca que sufrieron el sábado la candidata a gobernadora Roxana Luna y miembros de su equipo de campaña. Junto con la dirigencia nacional, representantes estatales del partido demandaron garantías de seguridad e imparcialidad en el proceso electoral que se vive en Puebla. La candidata perredista denunció que el sábado 9 fue encañonada por un grupo de policías estatales que supuestamente perseguían a delincuentes. Tanto Basave Benítez como Barbosa Huerta calificaron el hecho como una “clara intimidación” a Luna Porquillo, “pues no existió ni justificación ni argumentos válidos para haber amagado a la candidata y a integrantes de su comitiva”. Además señalaron que el partido se reserva el derecho de presentar las denuncias en las instancias oficiales, aparte de que exigieron al gobierno de Moreno Valle que se deslinde del atropello, ofrezca una disculpa pública y aplique una sanción contra los policías responsables de la agresión. El senador Luis Sánchez Jiménez aseguró que el hecho fue orquestado por el gobierno del estado, ya que los agentes ministeriales encañonaron con armas largas e intentaron detener a la candidata cuando viajaba en el vehículo personal del legislador y regresaban de un mitin realizado en San Andrés Azumiatla. Sánchez presentó dos videos para asegurar que fue una acción dirigida contra la candidata, “con ganas de amenazarla”, y no una confusión, como lo planteó el gobierno estatal al relacionarlo con una balacera entre delincuentes ocurrida en la unidad habitacional de Agua Santa. “Fue una agresión directa contra Roxana Luna”, sostuvo al señalar que el PRD hará un seguimiento puntual de la campaña en Puebla, pues no confían en el gobernador Moreno Valle. A su vez, Luna Porquillo presentó este lunes ante los medios de comunicación a su “equipo de seguridad”, conformado por su madre, familiares y otros seguidores que portan sartenes “como armas”. La candidata dijo que como no cuenta con recursos para pagar escoltas, “la sartén será mi protección en campaña”. El acto se llevó a cabo frente a las oficinas de la Fiscalía General del Estado, donde además estuvo acompañada por el senador Luis Sánchez Jiménez y un grupo de jóvenes que se presentaron con el rostro cubierto porque arguyeron les dan vergüenza las acciones de la dependencia.

Comentarios