Maestros de Coahuila instalan plantón para exigir cambio en la Ley de Pensiones

miércoles, 13 de abril de 2016
SALTILLO, Coah. (apro).- Unos 500 maestros de las universidades de Coahuila, Agraria Antonio Narro, Normal Superior, entre otros, iniciaron hoy un plantón permanente ante el palacio de gobierno para exigir al gobernador Rubén Moreira que se modifique la nueva Ley de Pensiones. Los docentes también reclaman se termine con el desabasto de medicamentos y se castigue a los responsables de la quiebra de las instituciones de seguridad social de los trabajadores de la educación. Los profesores se organizaron en la Coalición de Trabajadores de la Educación del Estado de Coahuila, a la que se han sumado jubilados y pensionados, quienes marcharon este mediodía por las calles del centro de Saltillo. La marcha arrancó desde la alameda rumbo al palacio de gobierno, donde los manifestantes portaron una gran manta con la consigna: “Medicamento al momento, no cuando esté muerto”. Roxana Cuevas Flores, líder sindical de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, comentó que se mantendrán frente al palacio de gobierno hasta que los reciba el gobernador Rubén Moreira y les resuelva “lo que nosotros pedimos”. “Lamentable, en los últimos dos sexenios el patrimonio de las aportaciones de los maestros se ha ido ‘agotando’ por irregularidades administrativas, malos manejos y desvío de fondos, en complicidad del gobierno estatal, los dirigentes de la sección 38 y los rectores universitaritos”, afirmó Cuevas Flores. Mencionó que los trabajadores de la educación no son los responsables de la quiebra del Sistema de Pensiones, Servicio Médico, Seguro del Maestro y Fondo de la Vivienda. “Los causantes del quebranto han sido los dirigentes sindicales de la sección 38 y los gobiernos de Humberto y Rubén Moreira, con la confabulación de su hermano Carlos Moreira”. El gobierno estatal no está entregando a las instituciones las aportaciones de los trabajadores, mismas que se nos descuentan quincenalmente de nuestro sueldo, ni tampoco las aportaciones que como patrón le corresponden, concluyó Cuevas. La actual administración que encabeza Rubén Moreira debe a los servicios médicos y al sistema de pensiones más de 600 millones de pesos. Durante la marcha se denunció que ese dinero se desvió para pagar la “mega deuda” que heredó el priista Humberto Moreira.

Comentarios