Lo acusan de corrupto, pero Moreno Cárdenas promete atacar la impunidad

miércoles, 18 de mayo de 2016
CIUDAD DEL CARMEN, Camp. (apro).- En respuesta a los señalamientos en su contra por incurrir en actos de corrupción y nepotismo, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas advirtió hoy que su gobierno no concederá “ninguna posibilidad de impunidad”, y “quien haya violado o viole la ley –dijo– tendrá la sanción que la misma señala”. Al protocolizar este miércoles el arranque de la tercera y última etapa de la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, Moreno Cárdenas se jactó de las recientes detenciones del exsecretario y el exadministrador de la Secretaría de Salud, Alfonso Cobos Toledo y Miguel Duarte Reyes, respectivamente. “Sin distingos de colores ni de partidos, la ley se aplica y todos la debemos respetar. No habrá distinción de ningún tipo, ni de posición económica, ni mucho menos por el nivel del cargo público que se tenga, pues la ley es igual para todos”, apuntó. Cobos y Duarte sirvieron en la administración del exgobernador Fernando Ortega Bernés, quien hace unos días fue designado embajador de México en Paraguay, supuestamente a sugerencia del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, con quien tiene amistad. La maniobra se interpretó en círculos políticos locales como un intento de dejar a Ortega Bernés lejos de su sucesor y compadre, quien antes de asumir la gubernatura abrió una ofensiva contra el exmandatario y sus colaboradores, a quienes acusó de traición. En ese contexto, el pasado fin de semana Cobos y Duarte fueron vinculados a proceso por los delitos de uso indebido de atribuciones y facultades y ejercicio indebido de servicio público en pandilla, por haber desviado más de 400 millones de pesos retenidos a los trabajadores por concepto de Impuesto Sobre la Renta, para poner en funcionamiento varios hospitales. Cobos, amigo desde la infancia de Ortega Bernés, fungió como secretario de Salud sólo la segunda mitad del sexenio de éste, en tanto que Duarte estuvo en el cargo los seis años. Contra los dos se concedió la medida cautelar de prisión preventiva no oficiosa por seis meses, solicitada por la Fiscalía General del Estado para la investigación complementaria del proceso que se les sigue para responder por el presunto daño patrimonial por 600 millones de pesos. Tras la detención de su hermano Alfonso, la exdiputada local Aurora Cobos Toledo reveló en su cuenta de Facebook (que cerró poco después con el argumento de que fue amenazada por el yerno de un funcionario estatal): “Anécdota: Cierto día de la Admón. pasada un Srio. del gabinete acordaba con FOB en su oficina, cuando abrubtamente (sic) entró hecho una furia Roberto Sarmiento mentando pestes y pendejiando al Srio. de Salud, Alfonso Cobos, xq le había pedido 30 millones de pesos de su presupuesto para las elecciones intermedias q estaban en puerta. “Como Alfonso se negó argumentando q él no se prestaba para ello, es por eso q Sarmiento muy encoraginado lo estaba acusando con Purux. “Después de tantas mentadas de madres y de parecerle chiste a Fernando, con la risa q lo caracterizaba le dijo; COÑO ROBERTO, PIDESELO A MIGUEL Y YA DEJATE DE CHINGADERAS…”. Roberto Sarmiento Urbina fue dos veces secretario de Gobierno de Ortega Bernés, y por su obesidad lo apodan Purux. Fue también el funcionario más poderoso del sexenio y uno de los más cuestionados por su súbito y descomunal enriquecimiento, producto de su presunta corrupción. Próximo su primer informe, Moreno Cárdenas, quien agotó los primeros ocho meses de su gobierno sin ningún logro trascendental y abriendo frentes de guerra contra todo aquel que no se alinee a él o lo critique, retomó de ese modo su discurso sobre el combate a la corrupción con el que arrancó su administración. No obstante, la estrategia del mandatario no alcanzó el impacto mediático que buscaba, pues a decir de sus detractores, el encarcelamiento de Cobos y Duarte, más que una auténtica intención de combatir la corrupción y la impunidad, exhibe un ánimo de venganza. En ese sentido, el dirigente estatal del partido Morena, Manuel Zavala Salazar, instó al gobernador a que “en un acto de congruencia, si es que va en serio su propósito de erradicar la corrupción, empiece por denunciarse a sí mismo”. “Desde que era diputado en la pasada legislatura hemos venido denunciando la corrupción que imperó en el gobierno de Fernando Ortega. Si Cobos y Duarte incurrieron en ilícitos, está perfecto que los enjuicien, pero queremos piso parejo. A Moreno Cárdenas también le hemos señalado actos de corrupción”, destacó. También señaló los casos de los exalcaldes de Hecelchakán y Candelaria, Fernando Sleme Lavadores y Candelario Salomón Cruz, respectivamente, sobre quienes pesan fuertes señalamientos de corrupción, sin embargo, Moreno “los premio” con puestos en su gobierno, al primero como subsecretario de Vinculación de la Secretaría de Gobierno y al segundo como director del Instituto del Transporte del Estado. “Acaso sus amigos José y Alejandro Murat ¿no son corruptos también? ¿Y Roberto Madrazo, Humberto Moreira y el mismo Enrique Peña Nieto? ¡Que los denuncie también!”, remató Zavala.

Comentarios