Ordena Astudillo a funcionarios firmar código de ética y transparencia

jueves, 23 de junio de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó a los servidores públicos de su gobierno firmar una carta-compromiso sobre “transparencia, ética y rendición de cuentas”. La exigencia se da a menos de una semana de que el priista, su familia y parte del gabinete viajaron en aeronaves y vehículos oficiales al estado de Oaxaca para celebrar, entre lujo y opulencia, la boda de uno de sus colaboradores en el templo de Santo Domingo de esa entidad. En el festejo privado estuvo presente el gobernador oaxaqueño Gabino Cué, mientras las policías federal y estatal reprimían –en la zona del Istmo y posteriormente en la Mixteca– a ciudadanos y profesores que se oponen a la reforma educativa. El saldo fue de al menos ocho muertos y decenas de heridos. Y la crisis político-social se agudizó en todo el país. Luego de que proceso.com exhibió la indiferencia gubernamental frente a los conflictos sociales, así como los excesos de la clase política, la tarde de ayer se realizó un acto oficial en esta capital, donde funcionarios estatales y trabajadores de la administración central suscribieron una carta para cumplir con principios básicos de “ética, moral y transparencia”. Al respecto, el asesor personal del gobernador Astudillo y vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, destacó que el código de ética estatal establece que el servidor público “no debe utilizar indebidamente” dinero, bienes o servicios públicos para realizar actividades relacionadas con sus tareas oficiales. También prohíbe incurrir en actos de nepotismo o beneficiar a familiares con el otorgamiento de un cargo, así como utilizar su autoridad para favorecer indebidamente intereses personales, de familia o de grupos delictivos, de acuerdo con un comunicado oficial. En el evento, realizado en el auditorio José Joaquín de Herrera de la sede del Ejecutivo estatal, el secretario de Contraloría y Transparencia, Mario Ramos del Carmen, dijo que la administración de Astudillo adoptó el compromiso de formar servidores públicos con “principios y valores éticos en su desempeño”. En su discurso, el funcionario consideró que el combate a la corrupción “no sólo es una urgencia, sino un instrumento para atender otros problemas como la pobreza, el rezago social, la criminalidad y la impunidad”. Por su parte, el subsecretario de Educación Básica en la entidad, Emiliano Díaz Román, demandó a los servidores públicos que se conduzcan con “responsabilidad, disposición y sensibilidad, promoviendo los principios y valores constitucionales”. Tras la firma de la carta-compromiso, los trabajadores estatales recibieron una charla sobre transparencia, rendición de cuentas, conducta y valores, según el boletín difundido. Al acto oficial acudieron varios funcionarios estatales, entre ellos el contralor de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Ramón Apreza Patrón, quien es hermano del secretario de Finanzas en la entidad, Héctor Apreza Patrón.

Comentarios