Cae exfuncionario acusado de fraude al erario por 27 mdp en Guanajuato

viernes, 1 de julio de 2016
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Eduardo García Sánchez, exdirector de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas del estado durante el gobierno de Juan Manuel Oliva Ramírez y al inicio del actual sexenio, fue detenido luego de casi tres años de permanecer prófugo acusado de fraude en perjuicio del erario estatal por 27 millones de pesos. En su cargo, el exfuncionario simuló una serie de compras, principalmente a una empresa denominada Omniprov, por todo tipo de muebles y mercancías, que eran cobrados por los falsos proveedores a través de facturas y sellos apócrifos con cargo al erario del estado. La mercancía nunca fue entregada al gobierno, pero se desembolsaron 27 millones 90 mil pesos de las arcas estatales. El procurador de justicia Carlos Zamarripa Aguirre informó que García Sánchez fue capturado en Jalisco, gracias a un operativo de la Agencia de Investigación Criminal y el grupo táctico de la Secretaría de Seguridad. La investigación corrió a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia guanajuatense, en el proceso penal 111/2013. Eduardo García Sánchez trabajó en el puesto dentro del gobierno del estado todavía al comienzo del sexenio del actual mandatario Miguel Márquez Márquez. Fungió como director de Adquisiciones en la Secretaría de Finanzas de 2009 a mediados del 2013, cuando dejó la dependencia, pero desde el 2011 se le había señalado por compras simuladas, sin que se procediera en su contra. En noviembre del 2013, la Procuraduría informó de la detención de siete particulares que formaron parte de las falsas empresas pero en realidad eran amigos del exfuncionario, quien presumía de sus viajes y lujos en sus cuentas de las redes sociales. Fue hasta entonces que se publicó el nombre del exfuncionario y su fotografía en la sección de “Los más buscados” de la PGJE. Además, se informó que contaba con al menos siete domicilios, varios de ellos en Zapopan y Guadalajara, donde finalmente fue detenido casi tres años después. Según la Procuraduría, los socios de Maedal Comercializadora, Omniprov de México y Soluciones de Tecnología Avanzada, todas sociedades anónimas de capital variable, simularon la entrega de bienes a través de facturas con firmas y sellos apócrifos de diversas dependencias y con esos documentos cobraban los montos de lo que presuntamente vendían ante la Dirección de Adquisiciones y Suministros de la Secretaría de Finanzas. Estas compras ilícitas, indicó la PGJE, se efectuaron a finales de 2009, en el sexenio de Juan Manuel Oliva, y a principios de este año, ya durante el actual gobierno de Márquez Márquez. Al dar a conocer la captura de Eduardo García este viernes, la Procuraduría indicó que se mantiene el proceso contra algunos de los particulares, varios de ellos en libertad.

Comentarios

Otras Noticias