Atacan notaría de presidente del Tribunal Superior de Justicia en Guerrero

martes, 19 de julio de 2016
CHILPANCINGO, Gro., (apro).- Un comando atacó a balazos la sede de la Notaría 19, propiedad del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado, ubicada en el fraccionamiento Costa Azul en el puerto de Acapulco. Además, los sicarios dejaron dos cartulinas con mensajes donde acusan al gobernador Héctor Astudillo Flores, así como al fiscal en la entidad, Xavier Olea Peláez, y al propio Robespierre Robles, de recibir dinero y “no cumplir con el acuerdo” de liberar a David Canek Palma Analco El Deivid, señalado como presunto líder de una facción del grupo delictivo denominado Cartel Independiente de Acapulco (CIDA). El atentado que dejó una persona herida, se registró cerca de las 22:00 horas de este lunes en el inmueble ubicado sobre la calle Cristóbal Colón, donde las autoridades ministeriales embalaron más de 10 casquillos percutidos, indican reportes oficiales. La cartulina dejaba en el lugar por los agresores tenía el siguiente mensaje: “Señores autoridades, voy a seguir sembrando el pánico en todo Acapulco pegándole a tiendas, sitios de taxis, secuestrando familias, etc. Si no sueltan a nuestro comandante David Palma Analco. Gobernador Astudillo, fiscal Xavier Olea y tú Robespierre Robles, ustedes tres ya recibieron dinero y no están cumpliendo en soltarlo, ustedes dicen cuando paramos. Atte. Los Beltrán Leyva”, indica el narcomensaje. Desde hace varias semanas, Robespierre Robles, el influyente notario público 19 que fue designado por el gobernador Astudillo como presidente del TSJ, ha sido vinculado públicamente con el narco, específicamente lo relacional con el empresario Joaquín Alonso Piedra El Abulón, quien es identificado como el lavador de activos del cartel de los Beltrán Leyva en el puerto de Acapulco, refieren informes oficiales. Robles Hurtado es hijo de José Rubén Robles Catalán, quien fue exsecretario de Gobierno durante la administración de Rubén Figueroa Alcocer, y ejecutado al estilo de la mafia en 2005. A partir del crimen de su padre, Robespierre Robles heredó una patente notarial que ostenta a pesar de que representa el Poder Judicial, hecho que refleja el sistema de impartición de justicia en la entidad que se ha caracterizado por las denuncias sobre el nepotismo y corrupción. Durante su administración, Robles Hurtado se ha limitado a ser acompañante del gobernador Astudillo en actos públicos, incluso, el hijo mayor del mandatario trabaja directamente en la notaria 19 del presidente del TSJ, informaron fuentes oficiales. Ayer, el presunto líder del CIDA David Palma Analco rindió su declaración preparatoria ante un juez de primera instancia en la cárcel de Acapulco, donde estuvo presente el fiscal en la entidad, Xavier Olea. Previamente, el funcionario estatal informó que un juez federal liberó esta semana al presunto delincuente, quien fue detenido en Morelos acusado por la Procuraduría General de la República (PGR), de presuntos nexos con el narco. No obstante, Palma Analco fue reaprehendido por agentes ministeriales y recluido en el penal porteño porque la Fiscalía General del estado integró varios expedientes por los delitos de homicidio y un juez de primera instancia libró nuevas órdenes de captura contra el presunto delincuente, explicó Olea Peláez. Horas después, sicarios balearon la notaría del presidente del TSJ en Acapulco y lo acusaron junto al gobernador Astudillo y el fiscal de recibir dinero y no cumplir con el acuerdo de liberar a El Deivid. Hasta el momento, ninguna autoridad ha fijado una postura al respecto y el mandatario suspendió actos públicos para este martes.

Comentarios