Pobladores retienen a cuatro policías en Chiapas

lunes, 1 de agosto de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Cuatro uniformados de Yajalón y un mando policiaco de Chilón permanecen retenidos en dos comunidades de la región indígena tzeltal, luego del asesinato de Manuel Moreno Jiménez, exfiscal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), quien había sido destituido por corrupción. La noche del pasado 30 de julio, Moreno Jiménez fue emboscado mientras viajaba con su esposa y su hija de 15 años a bordo de un auto Jetta blanco placas DRZ-73-84, en el tramo que comunica a los municipios de Chilón y Yajalón. En la balacera sólo el exfuncionario estatal perdió la vida, mientras que las dos mujeres resultaron con diversas heridas. Un día después de esos hechos, alrededor de 400 personas procedentes de la comunidad de Alan Sacun, municipio de Chilón, encabezadas por familiares del exfiscal, llegaron hasta Yajalón y se llevaron el cuerpo del hombre ejecutado, así como el vehículo. También se llevaron una patrulla en la que iban cuatro policías estatales, entre ellos Gilberto Gómez Martínez y Tomás Méndez Pérez. Los pobladores exigen al menos un millón de pesos por cada uno de los uniformados para liberarlos. En respuesta, aproximadamente 200 indígenas tzeltales de la comunidad La Aurora, perteneciente al municipio de Yajalón, bajaron a Alan Sacun para protestar por la captura de los policías municipales y arremetieron contra la alcaldía, de donde se llevaron al mando policiaco Heber González. Los pobladores de La Aurora reclamaron que las autoridades municipales de Chilón no hicieron nada para evitar que los cuatro uniformados fueran llevados por la fuerza hacia esa comunidad, y advirtieron que no entregarán al mando policiaco hasta que el gobierno estatal o municipal gestione la libertad de los policías municipales. Hasta el cierre de esta edición no habían sido liberados los uniformados. Y la policía estatal llegó a Yajalón para cuidar la seguridad de los pobladores.

Comentarios