Michoacán: Premio Estatal de Derechos Humanos se encadena y reinicia huelga de hambre

jueves, 29 de septiembre de 2016
MORELIA, Mich. (apro).- Florencio Ubaldo Muñoz, Premio Estatal de Derechos Humanos 2014, retomó la huelga de hambre que había iniciado hace un par de semanas, y se encadenó a una de las ventanas del Palacio de Gobierno para exigir al gobierno de Silvano Aureoles el cumplimiento de acuerdos adquiridos a favor de las personas con discapacidad. Lo anterior, luego de que en la madrugada del 15 de septiembre Ubaldo Muñoz fue agredido y retirado de la periferia de Palacio de Gobierno presuntamente por elementos de la Policía Michoacán, con el fin de mantener una imagen de orden durante las fiestas patrias. A menos de un día de que en la capital michoacana inicien las actividades conmemorativas por el Natalicio de José María Morelos y Pavón, el Premio Estatal de Derechos Humanos 2014 se encadenó para evitar ser desalojado nuevamente. Y aseguró que no se retirará hasta que la autoridad entable diálogo con él, no sin antes exigir se le devuelvan los objetos que le fueron "robados" el pasado desalojo, entre ellos su presea del Premio Estatal de Derechos Humanos. El inconforme se apostó en el sitio a las 07:00 horas de este día, cuando inician las actividades previas al Natalicio del Siervo de la Nación. El 4 de septiembre de este año, ante el incumplimiento del compromiso de creación del Instituto para la Discapacidad en Michoacán, así como violaciones a la Ley para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en el Estado de Michoacán, Muñoz del Castillo, presidente de la asociación civil Por un Michoacán sin Barreras, inició una huelga de hambre en demanda de la protección de los derechos de este segmento poblacional por parte del estado. Dice que a pesar de que la organización cuenta con un documento signado el pasado primero de junio de 2015 por el entonces candidato a gobernador Silvano Aureoles Conejo, aún no se han concretado los procedimientos para la constitución del Instituto para la Discapacidad que comprometiera el ahora mandatario. Muñoz del Castillo dijo que en respuesta a las solicitudes de diálogo ha sido objeto de amenazas, persecución y malos tratos de personas cercanas a Aureoles Conejo, aunque no expuso las pruebas que sustentan su denuncia, ni mencionó nombres. Agregó que la Ley para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en el Estado de Michoacán es “letra muerta, un elefante blanco”, ya que pese a que establece que el 2% del presupuesto asignado a las dependencias locales debe ser utilizado en beneficio de la población con capacidades distintas, lo que suma mil 100 millones de pesos de los que se desconoce su destino. El activista, que se moviliza en silla de ruedas, aseguró en entrevista colectiva que fue privado de su libertad por espacio de unos 20 minutos en los que estuvo dentro de una patrulla de Protección Civil, para después ser arrojado cerca del Jardín de la Las Rosas: “El día 15 de septiembre a las dos de la mañana yo me encontraba después de cinco días en huelga de hambre fuera de Palacio de Gobierno. Fui desalojado con lujo de violencia por elementos de policía del estado… me secuestraron, me golpearon violentamente y me robaron todas mis pertenencias”. Desde meses atrás, Muñoz del Castillo tomaba parte de conferencias relacionadas a la defensa de los pacientes con discapacidad o enfermedades crónico-degenerativas. A estas reuniones se presentaba con la presea que lo acreditaba como Premio Estatal de Derechos Humanos. Según expuso, este reconocimiento le fue robado la madrugada del 15 de septiembre: “Me robaron todas mis pertenencias, papeles muy importantes, entre ellos también la presea estatal de derechos humanos. Me dijeron que era de parte del Gobernador para que yo parara con mi lucha… me robaron todas mis pertenencias: mi cartera, mis credenciales… estuve secuestrado alrededor de 20 minutos. En esos 20 minutos nos estuvieron golpeando a un compañero y a mí y después no tiraron a la altura de Las Rosas”. “Por eso, ahora me encadeno a ver si no me llevan con todo y barandal de los balcones de Palacio de Gobierno”.

Comentarios