Reconoce Astudillo renta de helicópteros privados para sus giras

lunes, 16 de enero de 2017
CHILPANCINGO. Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que utiliza helicópteros privados para desplazarse en sus giras de trabajo en la entidad pero dijo desconocer el nombre de la empresa contratada y el costo del servicio que paga su administración con recursos del erario. Entrevistado esta mañana, durante un acto oficial en la sede del ejecutivo al sur de esta capital, el mandatario justificó el uso de aeronaves particulares en su gobierno, argumentando -sin especificar- que en un tiempo los dos helicópteros oficiales fueron sometidos a procesos de reparación. "Se tuvo que alquilar un helicóptero que es rojito, que es el que sale en las fotografías y que este helicóptero se ha utilizado especialmente para las giras. No hay otra aeronave que se rente salvo cuando se requiere por alguna circunstancia de traslado", expresó Astudillo. Cuando se le preguntó sobre el nombre de la empresa y el costo que paga el gobierno por la renta de aeronaves particulares, el gobernador se limitó a decir que desconoce ese dato. No obstante, Proceso ha documentado que el gobernador Astudillo utiliza al menos dos helicópteros particulares, uno de ellos el Agusta A09 rojo que usa de forma constante desde el año pasado para realizar giras y desplazarse de la residencia oficial Casa Guerrero en Chilpancingo al puerto de Acapulco. Actualmente vive en un lujoso departamento ubicado en el exclusivo condominio Torres Costa Victoria del principal puerto turístico del país. El segundo helicóptero particular que renta el gobierno de Astudillo, es una aeronave similar modelo Agusta A09 pero gris que fue utilizado en diciembre para trasladar a la ciudad de Chilpancingo a los presuntos integrantes de la banda de Los Tequileros que permanecían retenidos por la autodefensa de San Miguel Totolapan y que fueron liberados por la administración estatal que asumió la función de negociadora entre el narco y los civiles armados. La actitud de Astudillo, exhibe opacidad en su administración ya que de manera sistemática se niega a cumplir con la Ley federal de Transparencia, la cual obliga a las autoridades hacer públicos los contratos y montos destinados a empresas privadas mediante los portales oficiales, para que los ciudadanos tengan información sobre el gasto que realizan los servidores públicos sin necesidad de una solicitud de información. Dispendio y opacidad Ayer, Apro dio a conocer que el gobernador Astudillo convocó este fin de semana a presidentes municipales y representantes de sectores productivos a suscribir un pacto social para enfrentar el gasolinazo en la entidad, argumentando que le preocupa la afectación a la economía familiar ante el incremento del precio de los combustibles y servicios básicos. En contraste con su discurso, el mandatario y parte de su gabinete se desplazan en la entidad a bordo de una flotilla de helicópteros de una empresa privada, sin informar el procedimiento de adjudicación y monto del contrato, aunque compañías de este tipo ofrecen sus servicios en el mercado por tres mil dólares la hora. Ello a pesar de que el gobierno de Guerrero tiene una flota oficial de aeronaves conformada por al menos tres helicópteros y tres aviones. Actualmente el gobernador Héctor Astudillo tiene un salario que rebasa los 146 mil pesos mensuales, además de bonos, vales, seguro de gastos médicos privados y cambió su residencia en Chilpancingo por un lujoso penthouse en el exclusivo condominio Torres Costa Victoria, ubicado frente a la bahía de Santa Lucía en el puerto de Acapulco sobre la avenida Costera Miguel Alemán y a un costado de la base de la VIII Zona Naval. En agosto pasado, Proceso dio a conocer que Astudillo afirmó que en los 23 años que lleva viviendo del servicio público, no posee bienes inmuebles. No obstante, la esposa del mandatario, Mercedes Calvo Elizundia, actual presidenta honoraria del DIF en la entidad, quien se desempeña como empresaria de la educación privada en Guerrero, es propietaria de 12 inmuebles, entre casas, departamentos y edificios ubicados en la ciudad de México, Chilpancingo y el puerto de Acapulco. Lo anterior se encuentra registrado públicamente en la declaración patrimonial de Astudillo que fue difundida por la iniciativa ciudadana 3de3 en el portal de Transparencia Mexicana y del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

Comentarios