Tabasco plantea ahorrar 600 mdp este año con su plan de austeridad

viernes, 20 de enero de 2017
VILLAHERMOSA, Tab., 20 de enero (apro).- El gobernador Arturo Núñez Jiménez puso en marcha el Acuerdo de Austeridad 2017, que incluye 11 medidas para ahorrar más de 600 millones de pesos que, dijo, serán destinados principalmente a fomentar el empleo y programas sociales. Las nuevas medidas, que entrarán en vigor el próximo lunes 23, incluyen no adquirir vehículos, cancelar pagos de telefonía celular, eficiencia en uso de combustibles y energía eléctrica, así como reducción de salarios de funcionarios de primer nivel, viáticos y materiales de oficinas, entre otras. En rueda de prensa, el mandatario dijo que el plan de austeridad se agrega al que puso en marcha en 2013 al inicio de su gobierno y que las nuevas acciones no consideran despidos, pues el estado tiene la tasa de desocupación más alta del país y sería “irresponsable” mandar más gente al desempleo, además de que no se cuenta con recursos para liquidaciones. Se busca, resaltó, que sea el gobierno, no la ciudadanía, “el que se amarre el cinturón” ante el alza de los precios de los energéticos. Señaló que el ajuste generará economías que se canalizarán a promover el fortalecimiento de micros, pequeñas y medianas empresas e impulsar programas de empleos, pero sin hacer crecer la burocracia. De esa forma se podrá contribuir a mitigar la crisis que viven los ciudadanos por el aumento al costo de la gasolina, diésel, electricidad y gas, subrayó. Asimismo, exhortó a los poderes Legislativo y Judicial, y a los órganos autónomos para que, con pleno respeto a su independencia y en la medida de sus posibilidades presupuestales, traten de hacer lo propio en su ámbito de competencias. Destacó que en lo que va de su gobierno no han aumentado salarios ni el número de plazas de base con la finalidad de mantener el gasto corriente, ni tampoco se ha recurrido al despido masivo de trabajadores. El secretario de Administración, Bertín Miranda Villalobos, detalló que los funcionarios de confianza de las dependencias y órganos desconcentrados, desde directores generales hasta el gobernador, reducirán cinco por ciento su salario base, lo mismo que titulares de organismos descentralizados. Se cancela el pago de telefonía celular, salvo en seguridad pública y atención de emergencias, incluyendo protección civil. Vehículos oficiales dejarán de circular un día a la semana y no se usarán en fines de semana, días festivos y vacaciones, a excepción de salud, seguridad pública y atención de emergencias, para ahorrar combustible. No habrá compra de vehículos y únicamente se adquirirán para sustituir unidades dadas de baja o para servicios de seguridad pública, protección civil y atención de emergencias. Se reducirá al mínimo el gasto para eventos y ceremonias oficiales y se acercará a diversos lugares los trámites de refrendo vehicular, altas y bajas vehiculares, expedición y renovación de licencias, impuestos considerados en recaudanet y asuntos del registro civil. Se reducirá en 20% los viáticos para viajes autorizados y se cancelarán salidas al extranjero, a excepción de casos que autorice el gobernador. Se hará uso de tecnologías de la información y comunicación para ahorrar papelería, materiales y suministros de oficina; se compactarán y fusionarán áreas afines de dependencias y la remodelación de oficinas se realizará en casos estrictamente necesarios. Además, se fortalecerán las acciones del Programa Estatal de Eficiencia Energética y Consumo Responsable para disminuir el gasto corriente en materia de energía eléctrica. El titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Amet Ramos Troconis, dijo que el objetivo es “racionalizar aún más el gasto público”.

Comentarios