Denuncian vulneración de derechos de padre de bebé nacido mediante gestación subrogada

lunes, 30 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) denunció la vulneración de derechos de un ciudadano estadunidense y su bebé por parte de autoridades de Tabasco. En un comunicado, el GIRE detalló que el 22 de diciembre pasado el estadunidense Michael Theologos se encontraba en el hospital con su hijo de un día de nacido, cuando Deifilia Vadillo, quien se presentó como funcionaria del DIF-Tabasco, se llevó al pequeño sin dar mayor explicación alguna, y desde entonces el menor está desaparecido. El hijo de Theologos nació mediante gestación subrogada, aunque en esta ocasión el gobierno de Tabasco alega que el menor nació cuando el Código Civil local ya había sido modificado prohibiendo esta técnica a los extranjeros. Más aún, las autoridades estatales no quieren reconocer que Theologos firmó el contrato e inició el procedimiento desde noviembre de 2015. Pese a las evidencias, acotó el GIRE, las autoridades insisten en criminalizar no sólo a Theologos sino a todas las personas extranjeras que iniciaron los procedimientos antes de la reforma a la ley. Lo anterior, abundó, “ha generado un clima de persecución y hostigamiento a todas y todos los involucrados. Dejando en especial situación de vulnerabilidad a las mujeres gestantes y a las y los menores”. Es por ello que la ONG hizo un llamado para que Theologos pueda reencontrarse con su hijo y, “si las autoridades en verdad están a favor del interés superior de la infancia, permitan a las y los menores tener una identidad y dejar de someterlos a un clima de hostigamiento que en nada favorece a su sano desarrollo”. En caso de no prosperar el exhorto, el GIRE advirtió que presentará una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Incluso exige una reunión urgente con autoridades de Tabasco para evitar que continúe vulnerado el interés superior de la infancia, “pues además de negar el contacto del menor con su padre, el bebé carece de registro e identidad, lo que vulnera sus derechos humanos. Aunado a que se desconoce su estado de salud, pues al sustraerlo no se le habían realizado las pruebas de rutina, como el tamiz neonatal”.

Comentarios