Continúan saqueos en Tapachula; detienen a 139 por robo y pandillerismo

viernes, 6 de enero de 2017
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Por segundo día consecutivo, diversas tiendas comerciales fueron saqueadas este viernes en la ciudad fronteriza de Tapachula, donde fueron detenidas 139 personas involucradas en los actos vandálicos perpetrados la víspera. El establecimiento comercial Salinas y Rocha –propiedad de Ricardo Salinas Pliego– fue blanco del ataque de los saqueadores, quienes de plano se metieron hasta las bodegas, luego de que ayer se llevaron todo lo que estaba en exhibición. Decenas de hombres y mujeres también asaltaron ocho centros cerveceros de los llamados Modelo Plus, además de un Aurrerá de la cadena Walmart, y vaciaron alrededor de 200 tiendas de autoservicio, la mayoría de ellas Oxxos. La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que elementos del grupo interinstitucional detuvieron a 139 personas por los hechos registrados la tarde de ayer en los municipios de Tapachula, Huixtla y Reforma, donde varios negocios fueron saqueados. Indicó que los detenidos fueron puestos a disposición del fiscal del Misterio Público de la Unidad de Investigación y Justicia Restaurativa, por los delitos de robo y pandillerismo. De acuerdo con las primeras investigaciones que encabeza la Fiscalía de Distrito Fronterizo Costa, alrededor de las 17:30 de ayer, un grupo de sujetos ingresó de manera violenta a diversos negocios del primer cuadro de Tapachula y a una plaza comercial, y sustrajeron diferentes artículos. En respuesta, transportistas concesionarios y permisionarios de la frontera, costa, sierra y soconusco pidieron a diputados y senadores de todos los partidos conformar una comisión para exigir al Ejecutivo federal que por decreto derogue el Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS), que dio pie al encarecimiento de las gasolinas. En rueda de prensa, miembros del consejo directivo del Frente de Defensa del Transporte, entre ellos Edgar Bustamante Girón, Abraham Téllez y Juan Carlos Villatoro, expresaron su total desacuerdo con el gasolinazo, que entró en vigor el pasado domingo 1 de enero, mismo al que calificaron de “criminal, lacerante y desproporcionado para la economía de México” y en particular de los chiapanecos. Subrayaron que hay un gran enojo porque han sido agredidos por el “cinismo y burla” con que las autoridades tratan de justificar el aumento. Al tomar esa medida “dejaron a un lado y sin consideración la estabilidad social, que hoy se ha visto agraviada con hechos vandálicos, inconformidades, plantones y otras expresiones de rechazo”, destacaron. A la par, organizaciones sociales como la Asamblea Regional Popular de los Altos de Chiapas se pronunció contra los saqueos y llamaron a la sociedad a no perder de vista que la lucha es contra el gasolinazo y el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que ha impuesto las alzas de precios a los mexicanos mientras sostiene a la clase política con altos presupuestos públicos. Por su parte, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales para garantizar el derecho a la libre expresión y a la protesta social, ante las distintas manifestaciones contra el incremento a los combustibles, pero también condenó los actos vandálicos que se han presentado en diversos municipios de la geografía chiapaneca. El organismo presidido por Juan Óscar Trinidad Palacios demandó a las autoridades correspondientes salvaguardar la integridad física y patrimonial de todas las personas. De igual manera, invitó a la población a conducirse con respeto y no violentar los derechos de terceros.