Detenidos por saqueos en Tabasco son recluidos en el Creset

domingo, 8 de enero de 2017
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- De 52 detenidos hasta hoy por saqueos y vandalismo a comercios, 39 han ingresado ya al Centro de Reinserción Social del Estado (Creset) por robo calificado en pandilla, reportó la Fiscalía General del Estado (FGE). A su vez la Iglesia católica calificó de “legítimas” y avaló las protestas contra el aumento de la gasolina y el diésel, pero reprobó la violencia en robos a tiendas y centros comerciales. En tanto, familiares y amigos de víctimas de homicidios y secuestros reanudaron las marchas por la paz y justicia hasta la Quinta Grijalva, residencia oficial del gobernador. En rueda de prensa con autoridades de seguridad pública estatal y federal que conforman la Fuerza Mixta de Reacción Inmediata (FRIM), el titular de la FGE Fernando Valenzuela Pernas informó que los 52 atracadores fueron detenidos en los municipios de Macuspana, Cárdenas, Paraíso y esta capital donde ocurrieron saqueos, de los cuales 46 son hombres -incluyendo un menor de edad- y seis mujeres. Dijo que para cada uno de ellos se solicitará pena mínima de 6 a 7 años de prisión. La Iglesia católica por su parte calificó de legítimo que los tabasqueños se manifiesten para protestar contra el alza a los precios de los combustibles, pero reprobó la violencia. “Es legítimo que el pueblo manifieste su inconformidad, pero sin caer en la violencia y sin afectar a terceros”, dijo el vocero de la Diócesis de Tabasco, Denis Ochoa Vidal. “Todo mundo está siendo afectado con el llamado gasolinazo porque está en juego la economía y sí afecta desde luego a las clases más sencillas, a los que menos tienen”, añadió. Dijo que en lo que no está de acuerdo la Iglesia es con la  violencia porque los robos a comercios no son una protesta contra el gobierno, “sino que se afecta al mismo pueblo y eso ya es vandalismo”. Por su lado, el PRD anunció que marchará el próximo 15 de enero en contra del alza de los precios de los combustibles. El diputado federal y dirigente estatal del sol azteca, Candelario Pérez, dijo a la movilización será invitado el gobernador Arturo Núñez y esperan que se sume por ser un activo militante perredista. En tanto, familiares y amigos de víctimas de secuestros y homicidios reanudaron las marchas contra la inseguridad. Alrededor de 50 personas marcharon hasta la residencia oficial de los gobernadores, Quinta Grijalva, donde prendieron veladoras y exigieron seguridad y justicia para familiares de víctimas. La movilización fue encabezada por Hebe Nora Fonz Villareal, cuya hija fue secuestrada y asesinada en noviembre pasado, así como por familiares de Mario Rubicel Ross May, desaparecido hace cinco meses, hijo del exdiputado federal priista y dirigente de la sección 44 del sindicato petrolero, Mario Ross García. Villarreal reprobó los saqueos ocurridos por el gasolinazo y convocó a los inconformes sumarse a las protestas en contra de la inseguridad que realizan cada domingo.

Comentarios