Expriista 'rebelde” de grupo de Montiel va por candidatura 'independiente” en Edomex

TOLUCA, Edomex (proceso.com.mx).- Isidro Pastor Medrano, exdirigente estatal del PRI durante la gubernatura de Arturo Montiel y hasta hace dos días secretario de Movilidad en el gabinete de Eruviel Ávila, se presentó este domingo al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) para solicitar su “aspiración” como candidato independiente a la gubernatura y repartió huevos entre los reporteros porque “se van a necesitar muchos”. El “rebelde” del grupo montielista afirmó en breve rueda de prensa que él ya no milita en el PRI. Señaló que “voy con todo” e indicó que no tiene “ningún pleito” con el actual mandatario Eruviel Ávila. La relación, aseguró, siempre fue institucional. “He estado alejado de la actividad partidaria”, insistió Pastor Medrano, quien renunció al tricolor después de haber denunciado en 2004 que la contienda interna para la gubernatura tenía “cartas marcadas” a favor de Enrique Peña Nieto, quien se convirtió en el sucesor de Arturo Montiel. Pastor recordó que entre 2004 y 2005 dejó de ser militante del tricolor, cuando la Comisión de Justicia partidaria le suspendió sus derechos, y desde entonces no milita en ningún partido. –¿Por qué creer en Isidro Pastor si siempre ha sido vinculado al PRI? –se le preguntó al exprecandidato del tricolor a la gubernatura y expresidente estatal de ese partido. –La ciudadanía siempre tendrá la opción de aceptarme o de rechazarme. No puedo hablar de ningún partido político. No es mi interés de calificar a ningún político o instituciones. “En este momento no puedo externar mi punto de vista porque no estoy autorizado y sólo vine a expresar mi aspiración a ser candidato independiente”, indicó ante la insistencia de los reporteros. “Mi participación será limpia y constructiva”, sentenció Pastor Medrano, originario también del municipio Atlacomulco. Pastor Medrano perdió la paciencia cuando una reportera le cuestionó: “¿Cómo quiere ser candidato independiente si dejó caótico, como nunca, el transporte público del Estado de México?”. “Ese es su punto de vista”, indicó el exresponsable de la Secretaría de Movilidad mexiquense desde febrero de 2013 hasta ahora. También rechazó que la carta de intención para convertirse en candidato independiente tenga como propósito hacer el “caldo gordo” al PRI. “Soy un hombre serio y voy con todo”, afirmó. “Siempre luché por despolitizar el servicio público”, acotó. Negó que tenga “ningún trato” con partido político alguno, deslindó sus vínculos con otros sectores priistas y no quiso abundar sobre su relación con el ex gobernador Arturo Montiel. Según la ley electoral mexiquense, Pastor tiene que acreditar el apoyo del 1.5 por ciento del electorado para ser candidato independiente, así como presencia en al menos el 60 por ciento de los municipios de la entidad. Una vez que el IEEM defina la procedencia de la manifestación de intención, Pastor deberá reunir 320 mil firmas de respaldo entre el 16 de enero y el 16 de marzo para que su aspiración quede firme. El aspirante a la candidatura por el Gobierno del Estado de México comenzó su ascenso en la carrera política en 1989 como secretario técnico del Movimiento Sindical de UNE, después CNOP. En 1991 fue subsecretario de Elecciones del Comité Directivo Estatal del PRI; en 1999 fue secretario; diputado local entre 2000 y 2003, coordinador de su fracción y presidente de la Gran Comisión, cargo en que se atribuye la división de la oposición que por primera vez fue mayoría, incitando a algunos panistas a convertirse en legisladores independientes a través del otorgamiento de diversas canonjías. En el año 2002 fue electo presidente del CDE del PRI, desde donde logró rescatar al partido de la debacle y recuperó la mayoría de curules y alcaldías. En 2004 participó en el proceso interno del tricolor para designar candidato a la gubernatura, del que resultó electo Enrique Peña Nieto; ante su negativa por declinar en favor del ahora presidente, le fueron suspendidos sus derechos como militante. Fue designado secretario de Desarrollo Metropolitano en 2013, y después secretario de Movilidad, donde dejó como pendientes el reordenamiento del transporte, incumplió el “decálogo” para modernizar el sector y no atajó el alza del pasaje en 30 por ciento, derivada del gasolinazo, que los transportistas impusieron sin la autorización oficial. “No dejé ningún pendiente, todo salió perfectamente al día, y mi entrega-recepción será transparente”, ofreció. En su lugar, fue designado Edmundo Ranero Barrera, hasta ahora delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad. El exfuncionario es el tercer aspirante que plantea formalmente su interés por la candidatura ciudadana: Marciano Javier Ramírez Trinidad y la empresaria Teresa Castell le anteceden.  

Comentarios