Gobernador electo de Coahuila ofrece buscar consensos para revertir inseguridad

lunes, 27 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador electo de Coahuila, dijo este lunes que buscará consensos para sacar adelante la problemática del estado de la mano del Congreso local, de mayoría de oposición, así como de los 38 municipios, particularmente en materia de seguridad. En su primera aparición ante medios de Saltillo, luego de que el TEPJF validara su triunfo en las elecciones del 4 de junio, el mandatario priista planteó: “Hoy tiendo la mano para poder generar certidumbre en el cambio. Tendremos que tener directores de policía y un esquema de seguridad coordinado. Si no detiene su marcha el gobierno, menos los municipios”, dijo. Enseguida anunció que el 2 de diciembre dará a conocer a los miembros de su gabinete. Luego agregó, de acuerdo con Zócalo, que tenderá la mano y respetará incluso a quienes no lo hicieron con él, con el fin de reconciliar a un estado que se dividió durante el periodo poselectoral. También apuntó que, por decisión propia, no apareció en medios durante el litigio, aunque estuvo trabajando con los legisladores federales para gestionar un presupuesto que crecerá este año de 43 mil millones de pesos, a casi 48 mil millones. Riquelme Solís apuntó que mantendrá sus compromisos, como no crear nuevos impuestos ni volver a cobrar la tenencia. Igual dijo que buscará mejorar las calificaciones crediticias de la entidad, y ello permita reestructurar la deuda para mejorar las condiciones de ese débito. “Voy a dar instrucciones al próximo secretario de Finanzas para la renegociación de la deuda con tasas de interés más bajas, así como acciones para mejorar la calificación crediticia para la renegociación de la deuda pública”.

Comentarios