Yunes Linares comparece ante Congreso y se confronta con diputado del PRI y Morena

jueves, 30 de noviembre de 2017
XALAPA, Ver. (apro).- Al comparecer ante el pleno de diputados locales, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, se confrontó con los coordinadores de las bancada de Morena, Amado Cruz Malpica, y de la mixta “Juntos por Veracruz”, el priista Fernando Kuri. Los legisladores le reprocharon la promesa incumplida de que en seis meses regresaría la seguridad y la paz a los veracruzanos. En respuesta, el mandatario estatal les espetó que “extrañan” el pasado y la “corrupción” con los exgobernadores Javier Duarte y Fidel Herrera. En tribuna, con motivo del primero de dos años que habrá de durar su gobierno, Yunes Linares pintó un Veracruz idílico en donde -dijo- ya no hay corrupción, hay transparencia en el ejercicio del gasto público, no hay desorden administrativo, ni en las calles. Tampoco, exaltó, hay impunidad porque están en la cárcel varios de los responsables del saqueo al erario público. Sin embargo, la óptica del morenista Cruz Malpica fue distinta, pues el legislador espetó a Yunes Linares que su gobierno solo se trató de una mercadotecnia electoral, donde la seguridad “es un fracaso”, todo por culpa de la frivolidad que impera en la Fiscalía General del Estado. “Las cifras de muertos, secuestros y víctimas resultan escalofriantes. Hoy se alcanza un hito histórico en criminalidad y estos datos no son número, son personas, vidas humanas que se perdieron, pero este gobierno menosprecia los daños colaterales”, fustigó Amado Cruz. El priista Fernando Kuri arremetió contra los colaboradores y el gabinete de seguridad del gobernador, pues acusó que han sido incompetentes para frenar la “masacre de los veracruzanos” y que hacen de la entidad un estado violento, en el que para todo se ocupa de pretexto para echarle la culpa a Duarte de Ochoa. “Nos hemos convertido en la tumba más grande del país”, reprochó. Al ejercer su derecho de réplica, Miguel Ángel Yunes contestó por separado a ambos diputados, a quienes les dijo que quedaba claro que extrañaban a Fidel Herrera y a Javier Duarte, quienes -aseguró- con cifras falsas maquillaban los homicidios, los secuestros y la ola de inseguridad, así como sus prebendas para corromper a los tres poderes del estado. Con Kuri fue más allá. Al legislador priista le recriminó que hoy se encuentra molesto porque su periódico El Mañanero, con circulación regional en Acayucan, recibía del gobierno de Javier Duarte una ministración anual de dos millones 700 mil pesos, cifra que, según Yunes, se le retiró al entrar el nuevo gobierno. El gobernador también acuso que el diputado Kuri una vez quiso tener trato privilegiado con la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), cuyos elementos le incautaron una camioneta de su propiedad, que en su interior había Pet robado. “Esa es su molestia señor diputado, que en este gobierno ya no le solapamos la corrupción”, dijo. Fin de complicidades En la comparecencia de más de dos horas de duración, Miguel Ángel Yunes presumió que hoy ya no hay “complicidad del gobernante” con la delincuencia organizada, sino que se le combate frontalmente. El funcionario aseguró que ya no están sometidos el Congreso local, el Poder Judicial ni los organismos autónomos. “Cada uno tomó su espacio y su responsabilidad. Ya nadie habla de violación a la autonomía municipal, porque la respetamos escrupulosamente. Nadie habla de intromisión del gobierno en los procesos electorales, porque no intervenimos, porque fuimos respetuosos de las libertades democráticas”, dijo. Sin embargo, Fernando Kuri fue insistente en señalar que “los colaboradores” de Yunes Linares no pudieron con el paquete y que hoy el actual gobierno se empeña más en reseñar el pasado que en afrontar el presente, para justificar la inseguridad y el estancamiento de la economía. “La bancada Juntos por Veracruz, señor gobernador, no tiene preguntas, porque los veracruzanos ya nos dieron las respuestas. ¡Están hartos de la inseguridad! No tenemos preguntas porque sólo se reciben justificaciones o señalamientos de culpas ajenas. No tenemos preguntas porque ya sabemos lo que pasó: a pesar de sus instrucciones, señor gobernador, simplemente sus colaboradores no pudieron con el paquete. Le fallaron”, aseveró. Cruz Malpica también fustigó que el actual gobierno nunca tuvo un método y una agenda para alcanzar los ofrecimientos hechos, en donde se perdió la oportunidad de “desenmascarar a fondo” las complicidades del régimen precedente con sus padrinos políticos en el poder federal y sólo se amagó con cimbrar al país. “Se perdió la oportunidad de recuperar sustantivamente lo mal habido, de rendir cuentas claras, de aplicar una auténtica austeridad en el gasto corriente y de gobernar en la pluralidad. La transición de estado requiere estadistas y no oportunistas electorales. El bono democrático se le fue de las manos ciudadano gobernador”, reprochó. En respuesta, Yunes Linares insistió en que hoy hay un gobierno democrático que respeta la libertad de expresión y de libre pensamiento, en donde no se compran conciencias “ni con dinero, ni con despensas, como en el pasado”. Luego, insistió en que referirse al pasado y al sexenio de Javier Duarte es indispensable para ya no cometer los mismos errores, en donde -admitió- la seguridad es el gran reto a afrontar y superar. “Hoy ya no se habla de quiebra financiera del gobierno, porque ajustamos el gasto, bajamos el déficit y restructuramos la deuda. Ya nadie habla de frivolidad del gobernador y sus funcionarios porque tenemos un comportamiento sobrio, austero y republicano, como lo merecen los veracruzanos. No vivimos en el mundo ideal, pero empezamos a salir de la más grave crisis que ha enfrentado Veracruz en su historia”, concluyó.

Comentarios