Gobernador defiende el impuesto ecológico en Zacatecas pese a protestas y bloqueos de mineros

jueves, 2 de febrero de 2017
ZACATECAS, Zac., (apro).- El mandatario Alejandro Tello defendió el impuesto ecológico que propuso y aprobó el Congreso local, al acusar a las compañías mineras de ejercer una presión indebida en contra de su gobierno, manipulando a los trabajadores. “No le están midiendo... no van a encontrar en otro lado vetas tan ricas como las que tienen en Zacatecas”, advirtió el gobernador La pugna entre el gobierno del priista y las empresas mineras mantiene una tensa situación en el estado, luego de las protestas y bloqueos de carreteras en las que se movilizó a cientos de sindicalizados que, supuestamente, se quejaron de que el gravamen afectará sus empleos y que algunas minas serán cerradas. Incluso, una entrevista concertada por colaboradores del gobernador Tello con Apro para hablar del tema fue cancelada por “la complicada situación”. También fue cancelada una visita a Fresnillo en gira de trabajo, luego de conocerse que un contingente de mineros pretendía protestar en el lugar donde se celebraría el acto encabezado por el gobernador. En una entrevista radiofónica ofrecida a un noticiero local este jueves, Tello Cristerna sugirió que ha recibido mensajes a través de emisarios que le han ofrecido hasta 5 millones de dólares “para que le baje a mi rollo”; es decir, para que eche abajo el impuesto contra el que trabajadores mineros sindicalizados han efectuado diversas protestas en días pasados. “Sólo estoy buscando justicia para mi tierra, por lo mucho que ha dado”, dijo Tello en la entrevista. Luego, anunció que en las próximas horas se reunirá con el líder sindical Carlos Pavón, y que la próxima semana hará lo propio con empresarios mineros y de Grupo Modelo, por intervención de José Antonio Meade, secretario de Hacienda. Ayer el sindicato que encabeza Pavón se pronunció en contra del impuesto ecológico, señalando que el estado no tiene atribuciones para fijar un gravamen de este tipo a las compañías mineras y que afectará la producción. Hoy el gobernador ofreció realizar una consulta popular para conocer la opinión de los zacatecanos sobre el tema. “Me atrevería a proponer una consulta popular; vamos a preguntarle a la gente si el zacatecano está en contra de que se le cobre a esa industria, y ese mismo día yo buscaré con el Congreso que se derogue ese impuesto”, ofreció, tras acusar a las compañías que rechazan el impuesto de presionar, incluso a través de “plumas nacionales que cuestan y por las que se paga”, aunque no precisó a quiénes hizo referencia. Alejandro Tello reconoció los fuertes compromisos financieros y la elevada deuda que le fue heredada por su antecesor, el también priista Miguel Alonso Reyes, pero insistió en que éste no es el único factor por el cual el nuevo impuesto es necesario, sino por lo que llamó “la despetrolización del presupuesto”. “Es un estado con una deuda de 7 mil 900 millones de pesos, y hay un crédito por ahí todavía no registrado que quedó y que compromete la viabilidad para dar respuesta a tanta gente. Como a cualquier entidad, a Zacatecas se le han ido acumulando cosas y se están pagando las consecuencias de décadas”, justificó. Los nuevos impuestos, añadió, “son para darle a Zacatecas una nueva viabilidad”. Y aunque reconoció que la ciudadanía exige ver a funcionarios del sexenio de Alonso Reyes en la cárcel, Tello adujo que hasta el día de hoy no cuenta con una sola denuncia para emprender una investigación y fincar responsabilidades. En la entrevista, el gobernador admitió que tuvo que plantear al Congreso una serie de medidas no populares, pero tratando “de afectar lo menos posible a los ciudadanos”, y aseveró que también se planteó un esquema con empresas que tienen la capacidad de cumplir con los nuevos gravámenes. También explicó que en diciembre sostuvo una mesa de diálogo con los empresarios mineros, la cual se levantó sin acuerdos. “Respondieron diciendo que se van a amparar. Qué bueno que las empresas interpongan su recurso legal, pero no es tomando carreteras, violando la ley, lastimando a miles de mexicanos” como deben expresar su rechazo al gravamen. Tello dijo estar consciente de que continuarán las presiones a su gobierno para que derogue gravamen ecológico. “Si en la vía legal se determina que es un impuesto ilegal, prefiero perder la batalla luchándola, a quedarme con los brazos cruzados y decirle a los zacatecanos que no hay con qué”. Una de las medidas de presión, acusó, es el anuncio del cierre de la mina Francisco I. Madero. “Pero si no les he cobrado ni un centavo, ¿por qué la van a cerrar?”, cuestionó. Finalmente, el gobernador advirtió que las movilizaciones y específicamente los bloqueos de carreteras no son la vía para presionar a su administración o al Congreso. “Si ahí hay un muerto, les digo a las mineras: se afecta mi gobierno, pero se acaban sus minas y pierden miles de millones de dólares. No van a encontrar vetas como las que tienen en Zacatecas. Creo que no le han medido, respetuosamente, creo que se han ido tontamente por la efervescencia del momento”, concluyó.

Comentarios