Segob accede a investigar activismo político del Obispo de Cuernavaca en Morelos

miércoles, 22 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Secretaría de Gobernación considera que las protestas del obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, contra el actual gobierno de Morelos sí tienen un sesgo político, por lo que esta dependencia federal investigará al prelado para determinar qué tanto está infringiendo el artículo 130 constitucional, que prohíbe el activismo político a los ministros de culto. Gerardo Cubría Bernardi, delegado de la Segob en Morelos, aseguró hoy que las actuaciones del obispo Castro contravienen el artículo 130, por lo que Gobernación analizará estas transgresiones para determinar una sanción contra el prelado. Entrevistado hoy en el palacio de gobierno, Cubría se refirió concretamente a una reunión que hace ocho días sostuvo el obispo con alrededor de cien activistas políticos de la entidad, con el objeto de diseñar una estrategia contra el gobierno de la entidad, encabezado por el perredista Graco Ramírez Garrido. En esta reunión, realizada en la catedral de Cuernavaca, participaron varios opositores políticos de Graco, entre ellos Alejandro Vera, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), así como el senador de Morena, Rabindranath Salazar. Al ser el anfitrión de esta reunión de tinte político, el obispo Castro debe sujetarse a “la particular interpretación que tiene la ley”, por lo que deberá atenerse a las sanciones “a que haya lugar”, amenazó el delegado de la Segob. Y señaló que “la Iglesia debe tener una cercanía con la ciudadanía, y debe enmarcarse en el sentido de la prudencia, el respeto institucional… Pero si utilizan las homilías para hacer declaraciones de orden político están violando la ley”. El propio obispo Castro, dos días después de haber participado en la reunión, emitió un video en el cual aclaró que solo participó como “oyente”, puesto que no tuvo intervenciones ni se inmiscuyó en los acuerdos a los que se llegaron en dicho encuentro. Y reconoció que prestó la catedral, por estar ubicada en un “lugar céntrico” de Cuernavaca y de fácil acceso para los asistentes. En su mensaje videograbado, difundido por YouTube, el jerarca católico agregó: “Me dijeron que iban a ser como 50 personas, pero llegaron casi cien”. Por otro lado, en los últimos días el obispo ha estado dando entrevistas de prensa a distintos medios informativos, entre ellos al Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), al cual le dijo que es víctima de una persecución orquestada por el gobernador Graco Ramírez. En la entrevista, difundida el pasado lunes 20, Castro aseguró que Graco Ramírez ha desatado una feroz persecución política contra los críticos a su gobierno. Y agregó: “Ninguna persona puede decir lo contrario de lo que él opine, porque inmediatamente es demandada o es perseguida. Yo he sido perseguido”. Por tal motivo, la diócesis de Cuernavaca ya activó el hashtag #DondeEstaElObispoEstaLaIglesia, a fin de que la feligresía se oponga a los ataques de Graco contra la Iglesia católica local. No es nuevo el enfrentamiento entre el obispo y el gobernador, ya que en los últimos dos años Castro ha encabezado cuatro marchas por la Paz, cuyo objetivo ha sido oponerse a las acciones de Graco en materia de seguridad. Pero también el prelado ha protestado, a través de manifestaciones públicas, contra las reformas locales que reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo. Ahora este conflicto ya subió de intensidad, al grado de que involucró a la Segob, cuya Subsecretaría de Asuntos Religiosos –encargada de intervenir en los pleitos entre el clero y el gobierno— deberá tomar cartas en el asunto.