Acusado de falsificar su firma, exfuncionario de la Ssa de Campeche afrontará en libertad proceso penal

martes, 28 de marzo de 2017
CAMPECHE, Camp. (apro).- El exadministrador de la Secretaría de Salud, Miguel Ángel Duarte Reyes, quedó vinculado a un nuevo proceso penal –el tercero–, acusado de falsificar su propia firma, sin embargo el juez no le impuso medida cautelar alguna porque lo protege un amparo federal y enfrentará el proceso en libertad. Este martes se reanudó la audiencia de imputación que inició el pasado jueves 23, cuando se dieron a conocer los nuevos cargos en contra del acusado. En esta nueva carpeta de investigación, Duarte Reyes y el exsecretario de Salud, Alfonso Cobos Toledo, fueron acusados del delito de uso indebido de documentos por la presunta falsificación de las firmas de ambos en la constancia médica que su abogado Rafael Vila, contratado fuera del estado, presentó el pasado 25 de febrero para justificar su inasistencia a una comparecencia programada ese día para fijarles una nueva medida cautelar por otros dos procesos a los que están vinculados. La audiencia se aplazó para el pasado jueves 9. Duarte Reyes y Cobos Toledo fueron detenidos el 9 de mayo de 2016 y excarcelados el pasado 23 de febrero, gracias a un amparo federal contra la prisión preventiva y los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público. Los dos primeros procesos penales a los que están vinculados de manera conjunta continúan, pero ahora sólo por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades. El juez que los amparó consideró excesivos los cargos, así como la medida cautelar que fue de nueve meses de prisión preventiva por cada caso, por lo que ambos afrontarían los juicios en libertad. Sin embargo, el pasado martes 7 se libraron nuevas órdenes de aprehensión y de cateo contra Cobos y Duarte, y también contra su abogado. Sólo el primero fue localizado en su domicilio y reaprehendido. Duarte, quien se creía prófugo, sorpresivamente se presentó dos días después en el juzgado, pero amparado, por lo que no pudo ser detenido. Y Vila no ha podido regresar a la entidad. El sábado 11, Cobos fue presentado en el juzgado para asistir a la audiencia de imputación y quedó vinculado al tercer proceso por el que se le decretó una nueva medida cautelar de prisión preventiva por tres meses. En audiencia similar, que inició el pasado 23, la Fiscalía General del Estado imputó la tercera acusación a Duarte, cuya defensa solicitó la duplicidad del plazo para resolver su situación jurídica, por lo que al reanudarse hoy la diligencia, el juez de Control David Bacab Heredia lo vinculó a proceso, igual que a Cobos. Sin embargo, no pudo fijarle ninguna medida cautelar, como pretendía la fiscalía, porque el indiciado goza de un amparo federal. Adujo el juzgador que no conoce a ningún homólogo que se atreviera a contradecir una disposición federal, y mencionó las penalidades a las que se haría acreedor si lo hacía. Por tanto, a diferencia de Cobos, a quien el juez regresó a prisión de manera cautelar por una acusación que la opinión pública calificó como “absurda”, Duarte afrontará su proceso en libertad.