Gobierno de Nuevo León construirá áreas de alta seguridad en sus tres penales

jueves, 30 de marzo de 2017
MONTERREY, NL. (apro).- El gobierno de Nuevo León construirá áreas de alta seguridad en cada una de las tres penitenciarías de la entidad, para aislar a los internos más peligrosos, informó Aldo Fasci Zuazua, vocero de la entidad. Actualmente, de los casi siete mil internos que tiene Nuevo León, 50% entran en la categoría de mayor peligrosidad, explicó el funcionario. Por ello, agregó, a partir de las reformas que serán anunciadas en breve, los reos en cuestión no serán ubicados por los grupos criminales a los que pertenecen, sino por la clase de delitos que han cometido. El asesor en materia de seguridad de la administración de Jaime Rodríguez explicó que es prácticamente imposible construir un nuevo centro de reinserción social (Cereso) en la entidad para reos de alta peligrosidad, pues su costo es cercano a los seis mil millones de pesos, cantidad que el estado no tiene. Por ello, Fasci Zuazua dijo que en cada uno de los penales de Apodaca, Cadereyta, de mediana seguridad, y el Topo Chico, de baja, habrá ampliaciones para construir alas a donde serán remitidos los internos que representan mayor riesgo para sus compañeros. “El nuevo modelo, que se está haciendo ya, es ampliaciones de infraestructura que contengan áreas de alta seguridad que permitan mecanismos de separación de personas, sean del grupo delictivo que sean, pero que les impidan físicamente interactuar uno con otro, ni golpearse, ni amenazarse. Va a ser un sistema inteligente”, precisó. El sistema penitenciario nuevoleonés se encuentra en alerta permanente después de los dos días de disturbios en la prisión estatal de Cadereyta, que dejaron como saldo 28 lesionados y cuatro muertos. Tras la segunda jornada de violencia, dos pisos enteros del área denominada “ampliación” fueron completamente quemados, un daño en infraestructura que le costará al estado unos 50 millones de pesos subsanarlo. Aldo Fasci, quien también hizo trabajo de vocero estatal en la crisis penitenciaria, reveló que el estado se explora los mecanismos de financiamiento para pagar las ampliaciones, incluida la iniciativa privada. La reestructuración, afirmó, será completa, pues además del modelo financiero para pagar las obras de ampliación y la presentación del modelo de las nuevas ampliaciones, se requiere un plan para capacitar al personal que lo atenderá. El funcionario explicó que ya no funciona la separación de los criminales en los penales por los cárteles a los que pertenecen, pues existen tantas divisiones de organizaciones de delincuentes, que no se pueden colocar separados. La reestructuración de los ceresos iniciará a la brevedad, en cuanto el estado obtenga recursos, dijo el vocero, pues los problemas que hay en las cárceles hacen apremiante una manera nueva de remitir a los reos. “Esta es una nueva de ver la administración penitenciaria”, afirmó. El gobernador Jaime Rodríguez Calderón anunció que el lunes dará a conocer detalles sobre el nuevo sistema que imperará en las cárceles de la entidad.

Comentarios