Seguiremos dando la batalla contra la delincuencia: Yunes ante ola de ejecutados

domingo, 25 de junio de 2017
XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que no pactará con la delincuencia organizada y, por el contrario, seguirá dando la batalla. Un día después de que dos elementos de la Policía Federal (PF), entre ellos el coordinador estatal Camilo Castagné, fueran ejecutados en el restaurante "La Bamba", de Ciudad Cardel, Yunes Linares y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) presentaron un video y fotografías donde se aprecian los rostros y las complexiones de cada uno de los delincuentes que participaron en este homicidio. "Vamos a seguir adelante, con ímpetu, con ganas. No daremos un paso atrás, al contrario, muchos más adelante contra la delincuencia. Le hemos dado rostro a la delincuencia", enfatizó. Fue una convocatoria de medios atípica, pues personal de ayudantía del gobierno de Yunes Linares hizo un listado de ocho reporteros para hacer preguntas sobre la ola de violencia. Una hora después, en el acceso a Sala de Banderas, otro empleado daba la bienvenida a la prensa con el siguiente mensaje: "Solo él hablará, nada de preguntas, ni respuestas, sólo mensaje", así saludo a cada uno de los 20 reporteros ahí concentrados. Alrededor del inmueble gubernamental, una veintena de patrullas de la PF, del Ejército Mexicano y de la Policía Ministerial "sellaron" los alrededores del primer cuadro de la ciudad, desde la calle Enríquez, Zaragoza, Primo Verdad y Betancourt. El saldo del sábado, donde fueron ejecutadas 16 personas en distintos eventos, orilló al aparato gubernamental a redoblar incluso, su propia seguridad. En el mensaje, Yunes expuso que ayer "fue un día triste para Veracruz", que las bandas delincuenciales a las que está enfrentando el gobierno son gente con mucha "brutalidad", "vileza" y "salvajismo". "Me comprometí a que en seis meses mejoraría la seguridad, es cierto, pero la situación se ha complicado por factores nacionales", justificó. El mandatario dijo que a la delincuencia organizada, el actual gobierno habrá de enfrentarla con acciones, no con demagogia, ni con palabras, ello pese a los actos de intimidación y amenazas que organizaciones del crimen organizado han lanzado en contra de las instituciones. "La delincuencia organizada entró por la puerta grande, se fue gestando por muchos años, pero nosotros vamos a seguir con esta batalla; si nos amenazan, si nos intimidan, es porque les hemos estado pegando fuerte", soslayó. Ayer, Veracruz vivió su peor ola de ejecuciones con el nuevo gobierno de Yunes, apenas cuatro días después de que se le declarara la guerra a la delincuencia organizada. En Coatzacoalcos, a 400 kilómetros de la capital, una pareja fue ejecutada y con ellos cuatro menores de edad, en la colonia Nuevas Calzadas. En el sur de la entidad, lo macabro e impactante de las imágenes de los niños ejecutados, orilló a varios reporteros a tomar la decisión de no circular las imágenes ni videos. En Ciudad Cardel, dos policías federales fueron acribillados por un comando armado cuando degustaban sus alimentos en el restaurante de mariscos "La Bamba"; un federal más resultó herido. En el ejido Villa Las Flores, del municipio de Minatitlán, fueron hallados tres cuerpos del sexo masculino con evidentes huellas de tortura y maniatados. En Orizaba, en la calle Norte 6, dos mujeres -madre e hija- fueron encontradas sin vida, con evidentes huellas de tortura y golpes en todo el cuerpo. En Las Choapas, Cosoleacaque y Moloacan, también se reportaron ejecuciones de personas del sexo masculino.

Comentarios