Yunes agradece a las fuerzas armadas por abatimiento de 'El Quino”

viernes, 30 de junio de 2017
XALAPA, Ver. (apro).-El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, presumió que no habrá impunidad contra la delincuencia organizada y sí “mano dura” contra los jefes de plaza que operan en la entidad y que recientemente fueron detenidos o abatidos en los vecinos estados de Puebla y Tabasco. En entrevista con reporteros de Xalapa, Yunes Linares celebró el abatimiento de Ricardo Arturo Pacheco Tello, El Quino, jefe de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Veracruz, quien murió junto con dos de sus sicarios en un enfrentamiento con integrantes de la Secretaría de Marina-Armada de México en el municipio de Chipilo, en Puebla. Un día antes, una célula delincuencial del CJNG integrada por 10 elementos fue detenida por fuerzas federales en una colonia popular de la ciudad de Puebla. Entre los detenidos se encontraban los cuatro sicarios que acribillaron a dos policías federales en Ciudad Cárdel el sábado pasado, entre ellos, Camilo Castagne. “Nos comprometimos que no habría impunidad, que actuaríamos con firmeza. Se detuvo a los responsables, se ha actuado con mucha energía. En Puebla fue abatido El Quino, el jefe de plaza de la delincuencia en la zona… quiero agradecer a la Marina, Ejercito, a la Gendarmería. En Veracruz vamos avanzando, entiendo que hay retos por delante”, encomió. En Cárdenas, Tabasco, el jueves pasado fue detenido Hernán Martínez Zavaleta y/o Jorge Martínez López El Comandante H, jefe de plaza de una célula de Los Zetas que opera en el sur de Veracruz y en el norte de la entidad tabasqueña. La detención del peligroso delincuente la hicieron fuerzas federales con el apoyo de Policías Ministeriales de Tabasco, sin embargo el titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz filtró la detención a los “periodistas afines” al gobierno de Yunes y la atribuyó como propia, Los reporteros agradecieron la exclusiva al Fiscal, Winckler vía Twitter, aunque hoy, el propio gobierno tabasqueño confirmó la detención del Comandante H en el municipio de Cárdenas. A decir de Yunes Linares, hoy ha quedado claro que no habrá impunidad contra los grupos delictivos que operan en Veracruz. “Se han dado golpes importantísimos a la delincuencia, el líder que cayó el día de hoy, es el más importante de la delincuencia y por quien el gobierno de Veracruz ofreció un millón de pesos como recompensa”. Está semana que está por concluir, cerró con 17 ejecutados, la misma cantidad de personas asesinadas con violencia el sábado pasado.