Indígenas de Chiapas protestan por el despojo de sus tierras para megaproyectos

viernes, 15 de septiembre de 2017
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- Decenas de organizaciones civiles y líderes indígenas de unos 17 municipios del estado de la región zoque y tzotzil del estado de Chiapas se pronunciaron hoy en contra del despojo de sus tierras y sus territorios para proyectos de minería, construcción de hidroeléctricas o bien para la perforación de pozos y extracción de hidrocarburos. En el marco de un encuentro regional que sostuvieron en el poblado de Jitotol, al norte del estado de Chiapas, los representantes de los diferentes pueblos y comunidades de la etnia zoque, cerraron filas para declarar la unidad de todos ellos y hacer frente a lo que llamaron la embestida del gobierno en sus tres niveles y las empresas transnacionales que amenazan con la extinción de sus modos de vida. Tras emitir la “Declaración de Jitotol sobre el Derecho de los Pueblos Indígenas”, los pueblos y organizaciones civiles manifestaron su rechazo a las actividades de la extracción de hidrocarburos, mineras y la construcción de represas, ya que estas actividades generan desplazamiento forzado de familias y comunidades indígenas de la región, además la contaminación del aire y agua que a corto plazo genera consecuencias irreparables. Destacaron que el acceso a la salud y atención oportuna en los diferentes hospitales para la cura de las enfermedades, es fundamental para la existencia y la vida digna por lo que la dotación de medicamentos en los centros de salud, hospitales y personal capacitado tiende a ejercer el derecho a la salud. Y que este derecho tiene que ser real, efectivo, porque la simple publicidad de los gobiernos en turno y la secretaria de salud no ayudan cuando los hospitales y clínicas carecen de estos medios y mucho menos cuando se es de origen indígena. Demandaron la no intervención de las empresas extractoras -nacional o extranjera- en los municipios donde hay materiales de extracción porque arrebatan a sus habitantes de sus tierras perdiendo de esa manera su único patrimonio de sobrevivencia, originando desplazamientos masivos. Pidieron que las dependencias e instituciones de gobierno asuman su responsabilidad respetando las leyes, pues al no hacerlo generan desestabilización social; y que la corrupción en todos los niveles deteriora el tejido social, por lo que debe ser un tema urgente para generar un estado de paz pero con justicia; respetando los usos y costumbres emanadas de la carta magna. Exigieron al gobierno federal y estatal que no se criminalice y judicialice la lucha de los dirigentes y las bases de las protestas sociales. Se pronunciaron en contra de las desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, por lo que exigieron el pronto esclarecimientos de los casos de: Ayotzinapa, Tlatlaya, Aguas Blancas, Nochixtlán, Acteal, El Charco, entre otros. Demandaron el respeto a la libre determinación de los pueblos originarios a decidir su propia organización política, su territorio, a la consulta de acuerdo al convenio 169 de la OIT y el respeto a los tratados y pactos internacionales en donde ha firmado el estado mexicano. Exigieron también generar una cultura democrática para que los pueblos sean consultados de manera plena, libre, informada y de buena fe en cuestiones político-electorales, así como la no implementación de proyectos que dañan su territorio y entorno. En el encuentro participaron representantes de los municipios indígenas tzotzil y zoques de Simojovel, El Bosque, Jitotol, Pueblo Nuevo Solistahuacan, Tapilula, Rayón, Pantepec, Tecpatan, Ixtacomitan, Solosuchiapa, Chapultenango, Chicoasen, Reforma, Juárez, Tapalapa, Malpaso, Ostuacan. También estuvieron líderes de organizaciones sociales como la MOCRI-CNPA-MN El Bosque, Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica ANUEE, Movimiento Popular en Resistencia MPR Jitotol, Movimiento Popular “Ricardo Flores Magón”; comunidades estudiantiles universitarias Universidad Azteca y Universidad Maya; Representantes del Ejido Las Maravillas, Ejido Carmen Zacatal , Ejido Soconusco y Ejido Matazano así como como la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos Filial sur-sureste de Chiapas.

Comentarios