Hijastro de Graco Ramírez, clave en la asignación directa de obra pública que debió licitarse

viernes, 12 de octubre de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El corporativo Veltormart de César Mendoza Tajonar, amigo personal de Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro del exgobernador de Morelos, Graco Ramírez, fue una de las empresas más beneficiadas por asignación de obras públicas que debieron licitarse. De ser una pequeña empresa creada en 2008, este corporativo pasó de la construcción de un pequeño camino en el municipio de Ocuituco, en los Altos de Morelos, por siete millones de pesos, a construir un libramiento en Cuautla por 16 millones de pesos en 2014, a la asignación de una obra por 98 millones pesos, en este caso el Auditorio Teopanzolco, en Cuernavaca. Dicha obra, compromiso del presidente Enrique Peña Nieto, fue asignada por el gobierno estatal a Veltormar de forma directa, por encima de la intención de ICA Ingenieros Civiles Asociados, quienes participaron en el concurso de licitación. No obstante, se asignó directamente a la empresa de Mendoza Tajonar, pese a que la cotización era 11 millones de pesos más cara. Fidel Giménez Valdez, secretario de Obras Públicas en Morelos, informó que se ha detectado que la pasada administración de Graco Ramírez asignó de forma directa obras públicas que debieron licitarse; además, muchas de estas obras están reportadas como totalmente terminadas cuando apenas alcanzan el 70% de su construcción. Refirió que desde el inicio de las auditorías que están realizando a partir de la orden del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, se inició una revisión documental que ahora es complementada con una revisión física y financiera de cada una de las obras que fueron reportadas por el anterior gobierno. Durante las últimas revisiones se detectó que un elevado porcentaje de obras públicas fueron asignadas de manera directa o bien, por invitación restringida, lo que significa una excepción a la ley que señala que las obras deben ser licitadas, pero desde el año 2012, cuando inició el sexenio de Graco Ramírez, hasta los primeros meses de 2018, la regla se invirtió y se dieron contratos millonarios de forma directa. “Las dos terceras partes del presupuesto de obras fueron otorgados mediante el mecanismo de asignación o adjudicación directa o de forma focalizada, restringida”, sostuvo. Pero además, se detectó que hay obras reportadas como terminadas y la realidad es que aún se siguen construyendo o por lo menos se adeuda el pago. Por ejemplo, la comandancia de la Policía Estatal en el municipio de Huitzilac, al norte de Cuernavaca, apenas se encuentra al 70%. Veltormart, caso “emblemático” “El accionista mayoritario (Mendoza Tajonar) de esa empresa (Veltormart) pertenece al círculo de amigos de Rodrigo Gayosso Cepeda, de otra manera no se entiende cómo obtuvo del gobierno de Graco Ramírez, asignaciones directas en obras públicas por cerca de 800 millones de pesos”, asegura Gerardo Becerra, miembro de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos. En las investigaciones que realiza la nueva Secretaría de Obras Públicas, han saltado nombres como el de Mendoza Tajonar, entre otros miembros de la red de amigos que Rodrigo Gayosso Cepeda tejió desde que fue secretario municipal en Cuernavaca, en la administración de Manuel Martínez Garrigós (2009-2012). Sin embargo, será hasta que se presenten las denuncias, cuando se pueda conocer a detalle el nombre de las demás empresas. Gayosso Cepeda se encargó de montar una red de amigos que fueron beneficiados por los negocios de la familia en el poder. Adeudo millonario en Turismo En tanto, la directora general del Fideicomiso Turismo Morelos (Fitur), Alejandra Jarillo, denunció que en las primeras revisiones realizadas a la administración de Graco Ramírez, se encontraron adeudos millonarios e incumplimiento de contratos, así como desvío de recursos a lo largo de 2018, pues no fueron designados a la promoción turística. Entre las irregularidades más importantes está el hecho de que existe un adeudo millonario, pues no se pagaron contratos por servicios externos; además, los recursos correspondientes a los meses de enero a junio de este año, tiempo de precampañas y campañas electorales, los recursos correspondientes al Fitur no se entregaron, así que se desconoce para que se utilizaron. “Ya hay un faltante de radicación de dinero del 2018, que los empresarios pagaron, entonces estamos por analizar y saber qué pasó”, concluyó. Detectan aviadores En tanto, la secretaria de Administración, Mirna Zavala Zúñiga, informó que “hay muchos trabajadores que no tienen un lugar asignado y que tienen un nombramiento”. Este número de empleados del gobierno suma unas 200 plazas que podrían ser denominadas “aviadores” dato que no se sabe con claridad cuáles son sus funciones y en dónde están asignados. “Cada secretario está revisando la plantilla de trabajadores que tiene, había muchas plazas congeladas y unas vacantes, pero en general, lo que sí tengo que señalar es la sorpresa de que encontramos a muchos trabajadores que a lo mejor no tienen un lugar asignado y no sabemos cómo se les otorgó el nombramiento; la revisión es en más de 200 trabajadores”, concluyó.

Comentarios