En tribuna, Morena pide renuncia de alcalde de Ecatepec, por vacío de gobierno

jueves, 1 de noviembre de 2018
TOLUCA, Edomex. (apro).- El grupo parlamentario de Morena en la LX Legislatura local solicitó al presidente municipal de Ecatepec, Indalecio Ríos, y a su comisario de Seguridad Pública, Francisco Andrés Díaz González, renunciar por el vacío de gobierno en la demarcación, sobre todo en materia de combate a la delincuencia. En representación de la bancada y con la firma de sus compañeros Azucena Cisneros Coss, Elba Aldana Duarte, Faustino de la Cruz Pérez, Camilo Murillo Zavala y Bryan Andrés Tinoco Ruiz, la diputada Claudia González Cerón emitió un pronunciamiento en el que además denunció el abandono de las obligaciones por parte de Ríos Velázquez, por lo exigió que, “al menos por vergüenza, se separe del cargo”. “En este momento, no sólo está ausente, como estuvo en la totalidad de su mandato, sino desaparecido de sus obligaciones y del ejercicio de autoridad; hay un vacío de gobierno que ha hecho que nuestro municipio esté sumido en la vulneración de los derechos humanos esenciales de sus habitantes, como la vida”, indicó. El responsable de la crisis de inseguridad en la localidad, acusó la legisladora desde tribuna, es Indalecio Ríos Velázquez, por dirigir y conducir las estrategias en materia de seguridad, pues jurídicamente tiene bajo su mando la fuerza pública municipal. “Debería hacer una profunda reflexión sobre su desempeño al frente de la administración municipal y, si no es por dignidad, mínimo por vergüenza, que se separe del cargo, ya que su falta de compromiso ha hecho que nuestros amigos, vecinos y familias vivan en la zozobra permanente… Ante la apatía para atender los graves problemas del municipio, el grupo parlamentario de Morena le solicitamos separarse del cargo”, demandó. Los congresistas consideraron que el deficiente trabajo del alcalde y su comisario ha originado falta de gobernabilidad y una constante violación a los derechos humanos de la población: “Actualmente no hay mando, estrategia, ni mucho menos voluntad por parte del gobierno municipal para superar esta crisis que lastima y violenta el derecho humano a la seguridad de nuestros ciudadanos”, señaló. “Los diputados de Morena no podemos comprender que un municipio que cuenta con poco más de 5 mil millones de pesos anuales de presupuesto, tenga a 60% de la población en pobreza y carezca de respuesta en materia de seguridad”, dijo. Ecatepec, expuso, es la ciudad más insegura del país, según lo revela la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su edición de marzo de 2018. “La herencia que el gobierno de Eruviel Ávila dejó en Ecatepec connota condiciones de desestabilización en cuanto a seguridad pública y procuración de justicia se refiere”, prosiguió. Por separado, como parte de otro pronunciamiento, el también morenista Gabriel Gutiérrez Cureño urgió al gobernador Alfredo del Mazo y a la Secretaría de Seguridad estatal a implementar de manera inmediata un programa para el combate a la delincuencia y rescate de los espacios públicos en Ecatepec, con acciones interinstitucionales concretas, transversales y efectivas, de manera coordinada con los gobiernos federal y municipal. El diputado acusó que históricamente el presupuesto de Ecatepec se ha utilizado para financiar campañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), comprar votos o para enriquecer “a esa misma clase política que por muchos años se ha pasado los cargos de diputados locales a federales, síndicos, regidores o presidentes municipales y ahora hasta un senador tenemos”. Los culpables del desastre, señaló, tienen nombre y apellido: los exalcaldes Eruviel Ávila (quien, desde su punto de vista, tuvo un paso negro como gobernador; y como alcalde endeudó con más de 600 millones al municipio en su segundo mandato), Pablo Bedolla (ahora rector de la Universidad del Bicentenario, institución que a su decir también saqueará) y ahora Indalecio Ríos. De igual manera, enfatizó como cómplices a los exdiputados Inocencio Chávez, Juan Manuel Gutiérrez, Alfredo Torres Huitrón, Aarón Urbina, Isidro Moreno y Vicente Coss, entre otros, quienes “con sus actitudes corruptas, como integrantes de este Poder, se quedaron agachados y nunca dijeron nada porque así convenía a sus intereses”.

Comentarios