Ante el aumento de homicidios, realizan en Colima una manifestación silenciosa

miércoles, 21 de febrero de 2018 · 12:34
COLIMA, Col. (apro).- Sin discursos ni consignas, cientos de colimenses se concentraron la noche de este martes afuera del Palacio de Gobierno para realizar una manifestación silenciosa contra la violencia y la inseguridad, bajo el lema “Una luz por Colima”. Motivada por el incremento de los homicidios dolosos en la entidad, principalmente por el reciente asesinato del promotor cultural y empresario Ricardo Uribe Clarín, baleado en una céntrica plaza durante un intento de asalto, la protesta congregó a artistas, activistas sociales, académicos, empresarios, políticos y hasta policías. Como símbolo principal de su demanda, los asistentes colocaron veladoras encendidas sobre una amplia área del exterior del edificio gubernamental y, en medio de un rumor de voces, de vez en vez se escuchaba el sonido alargado de un caracol. Llamó la atención de la muchedumbre el momento en que fue liberado un rosario formado con globos blancos, que por instantes flotó sobre la plaza, fue llevado por el aire hacia las torres de la Catedral y finalmente terminó en el techo de los portales del norte del Jardín Libertad. Durante los años 2016 y 2017, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Colima ocupó el primer lugar nacional en la tasa de homicidios dolosos por cada cien mil habitantes, debido a que registró 607 y 816 asesinatos, respectivamente. Esta tendencia se mantuvo al alza en enero de 2018, mes en el que fueron contabilizados 70 homicidios, según los datos del SESNSP. En entrevista, Miguel Uribe Clarín, hermano del promotor cultural asesinado, comentó que la manifestación tuvo una respuesta mayor a la esperada cuando se realizó la convocatoria a través de las redes sociales. “La importancia de esto es crear conciencia social y exigir a los tres niveles de gobierno mayor seguridad, mayor dedicación y cambio de estrategia; una cosa importante es que los gobiernos se pongan a trabajar en conjunto, creo que es el inicio para revertir este problema, que no se va a solucionar en este sexenio ni en el que viene, esto va a tardar generaciones en solucionarse, pero se necesita tomar medidas ya”, dijo. Miguel Uribe, quien es uno de los fundadores de la editorial colimense Puertabierta Editores, advirtió que entre más tiempo pasa el problema de la violencia sigue creciendo como una bola de nieve y va a ser más difícil de afrontar, por lo que “éste es el momento de que el gobierno, de la mano de la sociedad, tome el toro por los cuernos y se decida a trabajar para revertir este problema”. Estimó que frente a la inseguridad y la violencia el gobierno “se encuentra rebasado, no es tanto que no quiera, sino mucho que no puede, no sé qué sea lo que se necesite, pero tiene que haber una solución: mayor inversión, mayor capacitación a la policía, mejores sueldos, mejor equipamiento y mayor presupuesto a la seguridad en todos los aspectos”. De acuerdo con Uribe Clarín, deben sentarse representantes de todos los sectores políticos y sociales a encontrar la solución, pero lo necesario es tener voluntad, porque desde hace mucho tiempo la sociedad se dio cuenta del problema. “En un inicio podría decirse que esto fue una guerra entre cárteles, pero desde luego que tenía que evolucionar a eso que está sucediendo ahorita; yo les digo a mis hijos: ‘cuidado, muchachos, porque al momento que ponemos un pie fuera de casa, y muchas veces hasta dentro de casa, somos potenciales víctimas’, a ese grado hemos llegado en México, pero más aquí en Colima”, concluyó. Presente junto con un grupo de sus compañeros, el policía Juan Nazario Alfaro Palacios, presidente de la organización Seguridad y Dignificación Policial de Colima, dijo que se sumaron a esa manifestación pacífica y silenciosa porque ellos también son víctimas. “Detrás de cada traje o uniforme se encuentra un ciudadano, una persona como ustedes que también tiene familia, que al igual que el resto de la población también es susceptible de ser víctima de la delincuencia o hasta perder la vida”, expuso. Hizo hincapié en que “los buenos policías siempre estaremos del lado de la gente, porque el policía, una vez quitándose el uniforme, es un ciudadano más como todos”. También estuvieron en la manifestación algunos policías integrantes de la organización “Profesionales en Proximidad Social de Jalisco, A.C.”, encabezados por su presidente, Juan Gabriel Lomelí Delgadillo.