Firme, proceso sancionador contra Cuauhtémoc Blanco en el Impepac

jueves, 22 de marzo de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El proceso sancionador iniciado contra el alcalde de esta ciudad, Cuauhtémoc Blanco Bravo, por la supuesta firma de un contrato para alquilarse como candidato del Partido Social Demócrata (PSD), sigue su curso en el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac). El pasado lunes 12, personal del órgano electoral buscó al exfutbolista en las instalaciones de la presidencia municipal para entregarle una notificación sobre dicho proceso, pero no lo encontró, y ninguna persona quiso recibir el documento. En un segundo intento, un día después, la alcaldía estaba cerrada, pese a ser un día hábil. Cuarenta y ocho horas después, personal del Impepac regresó y, al no obtener respuesta, dejó la notificación pegada en la puerta del inmueble del ayuntamiento. Posteriormente, el lunes 19, Blanco Bravo envío una declaración por escrito en la que negó todos los hechos. En entrevista con los medios de comunicación, el alcalde dijo que no firmó documento alguno y tampoco recibió dinero para alquilarse como candidato a la alcaldía. “Yo no firmé ningún contrato ni recibí 7 millones de pesos, como lo dicen. Yo estoy muy tranquilo, mi conciencia está tranquila, voy a seguir adelante, que digan, que ladren, que pataleen, son patadas de ahogado, como lo he venido manifestando muchas veces, y hay varios que se están poniendo nerviosos”, subrayó sobre sus detractores, antes aliados. Las pruebas que sustentan la firma y el contrato que supuestamente habría firmado el exfutbolista fueron presentadas y publicitadas por quienes lo llevaron a la candidatura y luego a la alcaldía de Cuernavaca en 2015. Se trata de los hermanos Roberto Carlos y Julio César Yáñez Moreno, dirigentes reales del PSD. Al llegar al poder, el examericanista se olvidó de ambos, y entonces éstos se convirtieron en sus principales detractores. En agosto pasado exhibieron en un noticiero televisivo el contrato con la firma autógrafa de Blanco. A partir de ello se desprendieron al menos dos procesos penales contra el alcalde en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), aún en integración. Por su parte, el pasado jueves 8 el Impepac abrió el proceso sancionador que podría dejar a Cuauhtémoc Blanco fuera de la contienda electoral del próximo 1 de julio. Ese día, Roberto Yáñez Moreno acudió al órgano electoral para declarar contra el alcalde, y presentó un peritaje que “demuestra” que la firma del contrato exhibido y múltiples documentos oficiales signados por el futbolista son iguales. Días después también acudieron Roberto Yáñez Vázquez y María Griselda Moreno, padres de Roberto Carlos y Julio César, quienes en su comparecencia rechazaron haber rentado a Blanco Bravo una vivienda ubicada en la colonia Lomas de Cortés. Ello, luego de que el exfutbolista presentó en 2015 un supuesto contrato de renta de esa vivienda para demostrar que cumplía con la residencia que le permitiera competir por la alcaldía. El Impepac no ha puesto fecha para concluir el proceso, pero Cuauhtémoc Blanco insiste en que ese procedimiento es “una más” de las estrategias para “bajarlo” de la candidatura al gobierno de Morelos por la coalición Juntos Haremos Historia. “Están desesperados, están haciendo todo lo posible para que no me presente, pero estamos tranquilos, sólo no confiarnos porque son capaces de todo”, agregó. Mientras tanto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial del Estado de Morelos confirmó la resolución del Impepac, donde se señala que el alcalde de esta capital deberá pedir licencia a más tardar el próximo 1 de abril, es decir, 90 días antes de la elección, para poder competir por la gubernatura. Esta determinación está basada en una resolución del pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que en diciembre pasado resolvió para todos los alcaldes de Morelos que, en caso de buscar un cargo en julio próximo, deberán solicitar licencia 90 días antes de la elección.