Familia estadunidense murió por inhalación de gases tóxicos, confirma la fiscalía de Q. Roo

sábado, 24 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Los cuatro estadunidenses –dos adultos y dos menores- encontrados muertos en un condominio en Tulum, murieron de asfixia por inhalación de gases tóxicos, no por un hecho violento o suicidio, confirmó la Fiscalía General de Quintana Roo. Derivado de los estudios periciales y los resultados de las necropsias, médicos forenses adscritos a la Fiscalía determinaron que los cuerpos tendrían aproximadamente entre 36 a 48 horas sin vida a consecuencia de inhalar gases tóxicos, sin determinar aun el tipo de sustancia. “(Los cuerpos) no presentaban indicios de huella de violencia, tampoco evidencia que sugieran disturbios al interior de la habitación, por lo que se descarta un hecho violento derivado de un posible robo”, constató la fiscalía. La FGE informó que mantiene constante colaboración con la Coordinación General de Servicios Periciales de la Procuraduría General de la Republica (PGR) para obtener un dictamen concluyente sobre el caso ocurrido en el condominio Tao, del complejo turístico Bahía Príncipe, en el municipio de Tulum. En un comunicado, la fiscalía explicó que personal especializado realizó la toma de muestras patológicas, histopatologías y humor vítreo, que serán enviadas para su análisis a la PGR, en la Ciudad de México, instancia que emitirá en los próximos 10 días un resultado de los estudios. En el lugar se localizó una maleta que contenía aparatos electrónicos y documentos personales de las víctimas originarias de Estados Unidos a nombre de S. S. W, hijo de 12 años de edad; S. A. M, hija de 6 años; S. K.W de 41 años, padre; y S.A.M, de 38 años de edad, madre. Los cuerpos aún permanecen en las instalaciones del Servicio Médico Forense en Playa del Carmen hasta que sean reclamados por sus familiares. A través de redes sociales se dio la alerta por la desaparición en Tulum de la familia proveniente de Creston, Iowa, que debió llegar al aeropuerto de Saint Louis, Missouri, el miércoles 21.

Comentarios