Organización pide a comisionada por Desaparecidos de Nuevo León crear padrón confiable y sumar investigadores

miércoles, 23 de mayo de 2018
MONTERREY, N.L. (apro).- La Agrupación de Mujeres por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de Nuevo León (Amores) señaló que el principal reto de la nueva comisionada por los desaparecidos en la entidad, María de la Luz Balderas Rodríguez, es elaborar un padrón confiable de afectados por el delito y promover el incremento de investigadores. A nombre del colectivo, Virginia Buenrostro dio la bienvenida a la académica, aunque enfatizó que mientras no sean localizadas las personas que se encuentren ausentes, no se podrá calificar como exitoso su trabajo. “El plan de búsqueda en Nuevo León viene siendo, primero, una obligación con el Sistema Nacional sobre Desaparecidos. Se debe hacer una lista que no se tiene bien conformada actualmente, la cual se va a homologar con la nacional, para integrarla al sistema. También se debe hacer el programa estatal de búsqueda, con más investigadores y pedir más dinero, para lograr el objetivo y la rendición de cuentas”, señaló en entrevista. Buenrostro reiteró que Balderas, como comisionada para la búsqueda de desaparecidos, deberá continuar con el trabajo que ya se ha hecho y que, de acuerdo con las madres de desaparecidos, es una labor que los agentes ministeriales ha cumplido con diligencia, aunque con escasos resultados, por falta de recursos. “El principal reto de María Balderas, como ya lo hizo saber al presentar su plan de trabajo, es encontrar a los desaparecidos. Debe, además, incrementar las policías de Nuevo León, para que podamos tener resultado favorable. Y aclaramos que sí se ha trabajado arduamente en la búsqueda, aunque si no se encuentran a nuestros familiares, es diferente”, dijo. “Lo que nosotros queremos, como objetivo primero es que se avoquen a encontrar a nuestros seres queridos, porque hasta que no encontremos a nuestros hijos vivos o por ADN vamos a estar satisfechos con su trabajo y si no, pues vamos a decir que no se cumple la justicia”, agregó la madre de dos personas desaparecidas. El pasado miércoles, Balderas Rodríguez fue designada como comisionada de entre cuatro candidatos, cuyos perfiles fueron auscultados por académicos y representantes de la sociedad civil. Como colectivo, Amores propuso para el puesto a la ahora titular de la Comisión Local de Búsqueda de Personas Desaparecidas, a quien ya conocen por haberse desempeñado antes como fiscal estatal especializada en atención a la mujer, donde estuvo cerca de las víctimas, en un trabajo que tiene perspectiva de género, según argumentaron las integrantes de la agrupación. Entre el 2011 y 2015, la comisionada participó como integrante de las mesas de trabajo que formaron la sociedad civil y la Procuraduría estatal para revisar los expedientes de los desaparecidos en la entidad, por lo que está familiarizada con la temática, de acuerdo con Amores. Virginia Buenrostro sufrió la desaparición de dos hijos. Primero, el 15 de noviembre del 2010 fue secuestrada, en el municipio de Cadereyta, su hija Jocelyn Mabel, junto con su novio José Ángel Mejía, así como su chofer, Juan Manuel Solís. Tres días después, el 18, su hijo David Joad fue a pagar el rescate y ya no regresó.