Por permitir agresiones, activistas presentan queja contra agentes de la PF ante Derechos Humanos de Colima

viernes, 22 de junio de 2018
COLIMA, Col. (apro).- Activistas del movimiento de liberación de la caseta de peaje de Cuyutlán interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) contra elementos de la Policía Federal (PF), por haber permitido agresiones contra los manifestantes por parte de un grupo de choque, el pasado domingo 17. La queja fue presentada por Laura Elena Gaytán Cárdenas, María Guadalupe Escobar Hernández, Rebeca Mesina Romero y Jacob López Horta, quienes solicitaron que el expediente sea remitido a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por tratarse de una autoridad responsable del ámbito federal. Narraron que, desde hace unos meses, junto con otros grupos y ciudadanos de todo el estado, iniciaron un movimiento pacífico en busca de la eliminación de la caseta ubicada en la carretera Colima-Manzanillo, por considerar que pese a haberse vencido la concesión, ésta le fue ampliada a la empresa responsable y “permanece activa, cobrando ilegalmente a toda la ciudadanía que transita por ahí, violentando el derecho al libre tránsito”. Los quejosos denunciaron que cada domingo han acudido a liberar el paso por la caseta, pero cada vez se agrava más la situación, dado que primero enfrentaron “resistencia violenta” de los trabajadores y la intimidación por parte de la policía, y después la empresa concesionaria “contrató un grupo de choque, al parecer traído de otro estado de la República”, quienes han insultado, empujado y hasta golpeado a los manifestantes, ante la indiferencia de los elementos de la PF. El domingo 27 de mayo fue la excepción, cuando la Policía Federal acudió con el cuerpo de reacción, gendarmería y de caminos, quienes “lejos de protegernos, mantuvieron retenida la caseta , al grado de no permitir que los mismos vehículos transitaran (…), en esa ocasión hubo agresiones de parte de los policías federales hacia la ciudadanía que ahí nos manifestábamos; inclusive esa vez nos acompañaron dos diputados y una diputada locales, que también fueron agredidos”, relataron los activistas en su comparecencia ante la CDHEC. En esa ocasión, la PF detuvo al manifestante Jacob López Horta, quien en entrevista dijo haber sufrido incomunicación, hostigamiento y golpes por parte de los agentes, y dos días después fue presentado ante un juez federal, quien lo exoneró de responsabilidad al determinar que no era delito levantar la pluma de la caseta para que pasaran los vehículos, hecho del que había sido acusado. En su queja, los manifestantes señalaron que el pasado domingo 17 un pequeño grupo acudió a la caseta con el propósito de liberar el paso nuevamente, pero al ver que el “grupo de choque” era mucho más numeroso decidieron no realizar la acción para no ponerse en riesgo. Sin embargo, “a pesar de que no liberamos la caseta, el grupo de choque, ante los ojos de los policías federales, nos agredió física y verbalmente, al grado de que la compañera María Guadalupe Escobar Hernández fue lesionada en su integridad física a manos de un integrante del grupo de choque”. Finalmente, solicitaron que personal de la CNDH se presente cada domingo en la caseta para documentar lo que ocurre, ya que “esta situación ha estado subiendo de tono cada vez”.

Comentarios