Un joven muere calcinado en Ensenada; suman cinco víctimas mortales por incendios en BC

miércoles, 30 de octubre de 2019
ENSENADA, B.C. (apro).- A consecuencia de los incendios forestales provocados por los vientos de la Condición Santana en Baja California, un joven murió y cientos de personas fueron evacuadas este miércoles, incluidos 67 menores que viven en un orfanatorio. El siniestro movilizó una vez más a cientos de brigadistas forestales, bomberos, soldados, elementos de la Marina y voluntarios, quienes desde la madrugada combaten los nuevos incendios en los municipios de Ensenada, Playas de Rosarito, Tijuana y Tecate. Hasta las 18:30, más de 30 casas habían resultado afectadas por el fuego, había cortes de energía eléctrica por la caída de postes y se suspendieron clases en todos los niveles educativos en los tres municipios costeros. El alcalde de esta ciudad, Armando Ayala Robles, confirmó que un joven de entre 19 y 22 años murió calcinado cuando el fuego alcanzó el hogar donde dormía, en las inmediaciones de la reserva ecológica Cañón de Doña Petra, al norte de la metrópoli porteña. En ese lugar se presentaron tres incendios –en los parajes Peñitas, Joyitas y Cañón de Doña Petra--, que por la fuerza de los vientos rápidamente se expandieron y provocaron intoxicación ligera por humo entre algunos bomberos y brigadistas, quienes de inmediato recibieron los primeros auxilios. Con la muerte confirmada este miércoles se elevó a cinco el número de víctimas mortales desde el pasado jueves 24 por los inusuales incendios forestales que se registran en la costa de Baja California. El alcalde también informó que su gobierno habilitó dos refugios temporales para apoyar a decenas de personas damnificadas por los incendios en los alrededores de Ensenada. Julio César Obregón Angulo, titular de la Unidad de Protección Civil en la ciudad, reveló que en la zona 25 viviendas resultaron afectadas, de la cuales 23 presentaron pérdidas totales, y al menos siete automóviles fueron dañados por el fuego. Asimismo, informó que a lo largo del día se hicieron diversas evacuaciones preventivas en orfanatos, planteles escolares y viviendas. Destacó la evacuación de 67 menores de entre tres y 18 años en el orfanato Ciudad de los Niños. Todos fueron alojados provisionalmente en domicilios particulares para darles resguardo a raíz del incendio en el poblado de San Antonio de Las Minas, en la entrada sur del valle vinícola de Guadalupe. Al medio día también fueron desalojados cientos de estudiantes del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar). Y por el incendio en El Cañón de Doña Petra, otros cientos de alumnos del Colegio de Bachilleres fueron sacados de urgencia por las autoridades municipales. Hasta las 18 horas ese incendio seguía activo, así como otros que se ubican en las cercanías de las colonias Encino, Villa Colonial 3 y el poblado El Sauzal de Rodríguez, cinco kilómetros al norte de Ensenada. Obregón Angulo manifestó que todos los siniestros están siendo atendidos y que un helicóptero de la Policía Federal equipado con un helibalde da invaluable apoyo a quienes combaten las llamas en tierra. Mientras tanto, en Playas de Rosarito la presidenta municipal Araceli Brown Figueredo reportó que hasta las 17:30 se contabilizaron cuatro incendios forestales que sólo quemaron pastizales y zonas de arbustos. Aroldo Rentería, director de Protección Civil, ubicó los incendios en las cercanías del poblado Venustiano Carranza, Primo Tapia, y dos más en la zona centro del municipio, donde esta tarde se luchaba para controlarlos. Sobre el incendio que esta madrugada amenazó el fraccionamiento Plaza del Mar, indicó que al mediodía lo controlaron 200 brigadistas y sólo se presentaron daños en algunas instalaciones que estaban en desuso. En Tijuana, hasta las 5 de la tarde se registraron 12 incendios forestales que no representaron riesgo para las zonas residenciales de la periferia de la ciudad. Finalmente, el Sistema Educativo Estatal (SEE) informó que mañana tampoco habrá clases en los niveles básicos, medio superior y universidades públicas y privadas de Tijuana, Tecate y Rosarito, debido a la contaminación que han generado los vientos de Santana.