Exlíder de la SNTE acude a audiencia y tacha de fascista al gobierno de "Gustavo Javier Corral Hitler”

miércoles, 9 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Portando una playera con la esvástica nazi, el exsecretario general de la Sección 8 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Chihuahua, Alejandro Villarreal Aldaz, acudió hoy a la audiencia intermedia que enfrenta por peculado agravado. Villarreal se presentó ante el juez de Control Jorge Napoleón Raya, a quien conminó a no pronunciar su fallo en la audiencia, porque –dijo-- era más de carácter político que jurídico. El maestro de danza fue dirigente sindical durante el periodo del exgobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez y es cercano a la maestra Elba Esther Gordillo. El acusado enfrenta varios procesos penales, y en esta ocasión se presentó a la audiencia intermedia de la causa penal 3024/2018 por el delito de peculado agravado. El exdirigente sindical nombró al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, como “Gustavo Javier Corral Hitler”, y calificó de fascista a su gobierno. Tras aseverar que no es duartista ni priista, denunció que ha sido amenazado de muerte, se declaró preso político y dijo que teme por su vida. Villarreal Aldaz acudió a la audiencia con bigote y vestido con una chamarra gris. Abajo llevaba el uniforme de interno del Centro de Readaptación Social (Cereso) 1. Al retirarse la chaqueta, luego de solicitarlo al juez, quedó descubierta la esvástica en la playera y pidió la palabra: "El personaje que hoy caracterizo representa al gobierno del estado de Chihuahua. Y si hubiera que llamarle de alguna manera, bien le vendría el nombre de Javier Adolfo Corral Hitler". La prensa fue desalojada de la sala de audiencia, pero los medios locales obtuvieron el documento que preparó Villarreal, donde puntualizó: "La única acción política en su ejercicio del poder ha sido la farsa conocida como Operación Justicia para Chihuahua, que refleja con particular claridad el síndrome de intolerancia política y fascismo con el que aquí se gobierna. "Una obra de teatro que ha ridiculizado con escarnio público, social y mediático el nombre, la imagen y la vida privada de algunas personas que tuvimos la 'mala suerte' (si es que creen en la suerte) de haber transitado parte de nuestra carrera política por la pasada administración estatal de César Duarte. "Señoras y señores: Yo no soy duartista, ni priista, ni he sido funcionario público, y aun así he sido expuesto como delincuente a nivel local, nacional e internacional, pues los alcances de las redes sociales no tienen fronteras geográficas. "Desde finales del año 2016 fui amenazado por este régimen con quitarme la vida, despojarme de mi plaza de maestro y privarme de la libertad. Mediáticamente fui catalogado como persona non grata para la sociedad, por el verdugo de la educación de nuestro estado, el señor Manuel Arias Delgado, a quien responsabilizo principalmente de todo lo que he enfrentado desde entonces. "De las tres amenazas de las cuales existen constancias y pruebas físicas y públicas, han logrado cumplir dos: cesarme de mi plaza docente al igual que a mi esposa y otros 12 compañeros más, encarcelarme con mentiras para evitar que asuma la diputación local para la cual fui electo para el periodo 2018-2021. Y bajo el temor fundado, sospecho que en cualquier momento pueden privarme de la vida porque no han logrado callar mi voz ni la de miles de personas que se atreven a manifestar no estar de acuerdo con el cómo se sepulta y lapida la garantía constitucional de pensar, manifestarse y expresarse con libertad. "De esta manera, evocando el recuerdo y semejanza, la personalidad intolerante y fascista del genocida, conocido en el mundo como el führer de Alemania, es como el gobierno, la Fiscalía General y el Poder Judicial del estado de Chihuahua, han sometido a mi persona, a mi familia, amigos y personas afines a hostigamientos persecuciones y amenazas con las que lograron minar la salud física y emocional de quienes somos víctimas de todo el peso de un sistema que atenta permanentemente contra los derechos humanos y que obra bajo el evidente efecto corruptor”. Tras destacar que teme por su integridad física, de su familia y amigos, el exlíder sindical responsabilizó “al gobernador del estado, al fiscal general, a las y los ministerios públicos y colaboradores de la fiscalía y el Poder Judicial que preside el magistrado Pablo Héctor González Villalobos, así como a las y los jueces que por consigna me han dictado prisión preventiva como medida cautelar por el delito de peculado”. Asimismo, llamó al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a la Fiscalía General de la República y al presidente de México, “para que intervengan de manera urgente y pongan un alto a la intromisión de poderes y a todas las prácticas que en procuración de justicia en Chihuahua son inhumanas, crueles y denigrantes”.

Comentarios

Otras Noticias