Blanco asegura que todos los homicidios dolosos tienen relación con el crimen organizado

miércoles, 13 de noviembre de 2019
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo dijo que en materia de seguridad van muy bien y aseguró que todos los homicidios dolosos en la entidad han tenido algo que ver con el crimen organizado. Tras dar el banderazo de arranque al “mes naranja”, con el objetivo de combatir la violencia contra las mujeres, el exfutbolista reiteró que la violencia registrada en calles de Morelos es producto de la lucha que sostienen grupos rivales delincuenciales. Y es que, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al 30 de septiembre pasado, en el estado se han registrado 683 homicidios dolosos, es decir, un asesinato intencional cada 10 horas; de los cuales 80 por ciento se ha cometido con arma de fuego. Esto ha generado críticas al gobierno de Morelos, particularmente de los empresarios locales y sectores de la población, lo que se ha visto reflejado en los sondeos y encuestas que colocan al gobernador Blanco Bravo como de los peor evaluados por sus ciudadanos. Las críticas también se han lanzado contra el titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, el vicealmirante José Antonio Ortiz Guarneros, de quien incluso se ha pedido su remoción o al menos, un cambio de estrategia. No obstante, esta tarde, Cuauhtémoc Blanco ha dicho que “está haciendo bien su trabajo”. En entrevista con medios de comunicación, el gobernador señaló que todas las víctimas de homicidio doloso en Morelos en los últimos meses “están involucradas” o son “integrantes del crimen organizado”. “El comisionado (Ortiz Guarneros) está firme, vamos a seguir trabajando en conjunto; se están haciendo las cosas bien, aunque a ti no te parezca, perdón, a ti no te parece, pero si tú ves, nos han quitado de Estados Unidos que la gente ya puede viajar aquí a Morelos y eso significa mucho, significa que se está trabajando bien”, sostuvo. El gobernador se refiere a la última alerta de viaje que emitió el Departamento de Estado de los Estados Unidos, el pasado 9 de noviembre, que hace alusión a Chihuahua luego de la masacre de la familia LeBarón, pero no tomó en cuenta la alerta vigente emitida en abril pasado, que establece un “nivel 3” de alerta para “reconsiderar el viaje” a Morelos por el crimen y su actividad en varias partes de la entidad. No obstante, el mandatario señaló “se está trabajando bien, ya lo hemos dicho, la pelea es entre los cárteles, y te lo vuelvo a repetir, y no voy a pactar, como lo hizo el gobierno anterior (de Graco Ramírez), yo no voy a pactar, simplemente se va a seguir trabajando y le tenemos que dar paz a toda la gente y seguridad a la gente, entonces se está trabajando”. Y concluyó: “como te menciono, todos estos asesinatos, todos los que han fallecido han tenido algo que ver con el crimen organizado, entonces yo te vuelvo a mencionar, el comisionado está firme y va a seguir firme, entonces vamos a seguir trabajando y gracias a Dios, se está trabajando muy bien”. Entre los asesinados en los últimos meses, se encuentran dos líderes sindicales y de comerciantes ambulantes, en mayo pasado, quienes fueron baleados a unos metros de la entrada del Palacio de Gobierno. En marzo pasado, luego de un fin de semana que dejó 15 víctimas, el propio Blanco dijo: “ya estuvo bien que maten a gente inocente, gente que tiene derechos”. El 20 de septiembre pasado, seis hombres fueron asesinados en su vivienda en la colonia Antonio Barona. El propio comisionado Ortiz Guarneros aseguró que ninguno de ellos tenía antecedentes penales. Hoy, en franca contradicción, asegura el gobernador que “todos están involucrados con el crimen organizado”.