Subsecretario de gobierno renuncia a su cargo para enfrentar acusaciones por corrupción en Campeche

jueves, 28 de marzo de 2019
CAMPECHE, Camp. (apro).- El subsecretario de Gobierno en la zona norte, Candelario Salomón Cruz, renunció al cargo para enfrentar las acusaciones en su contra que hizo el Congreso estatal por presuntos actos de corrupción durante su período como director del Instituto Estatal de Transporte (IET). El escándalo surgió en medio de las pugnas internas entre los bandos del gabinete estatal por la suplencia o eventual interinato en la gubernatura, luego de que Alejandro Moreno Cárdenas hizo pública su intención de solicitar licencia en mayo próximo para contender por la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las acusaciones contra Salomón Cruz se dieron tras la detención de 13 mototaxistas por su presunta participación en el enfrentamiento entre ese gremio y policías --el pasado lunes 11--, en Escárcega, en protesta por el operativo sorpresa que se montó contra transportistas irregulares. La reyerta dejó un saldo de varios policías lesionados, entre ellos algunos descalabrados y otro más con una fractura expuesta, así como daños materiales en la comandancia de la corporación y 14 mototaxistas detenidos, quienes fueron vinculados a proceso y permanecen en prisión. Familiares de los detenidos denunciaron que los mototaxis en cuestión operaban de manera regular y que los tarjetones les fueron vendidos por el IET durante el periodo de Salomón Cruz, quien renunció al cargo en enero pasado para asumir la subsecretaría de Gobierno. Su relevo en el IET, Juan José Castillo Zárate, echó más leña al fuego al reconocer que se encontraron irregularidades en el periodo de su antecesor. Para investigar las denuncias de los mototaxistas, en días pasados el Congreso local creó una comisión especial que encabeza el líder de la bancada de Morena, José Luis Flores Pacheco, quien impidió que fuera incluida la diputada Sofía Taje Rosales, la cual representa a Escárcega en el Congreso, y hasta ahora es la única que se ha mantenido como oposición. Como presidente de esa comisión especial, Flores Pacheco dio a conocer hoy, desde la tribuna legislativa, que presentó formalmente una solicitud al Congreso para someter a juicio político a Salomón Cruz. Y aunque el año pasado se eliminó de la Constitución local el fuero, demandó su destitución para que no goce de impunidad y pueda recibir castigo por sus presuntos actos de corrupción. “No hay que tener miedo. Es el momento de actuar, porque los únicos que pueden salir perjudicados son los campechanos, no él. Él se la puede pasar bien fresco”, soltó. Añadió: “Por eso, desde esta tribuna, no sólo hago la petición a los ciudadanos de participar presentando las pruebas ante la Comisión Especial del Congreso y la Fiscalía, sino también exijo la destitución de Candelario Salomón para que no goce de impunidad”. Inmediatamente después, el imputado, quien también fue alcalde de Candelaria, citó a conferencia de prensa para dar a conocer su renuncia a la subsecretaría de Gobierno “para dar la cara, pero no la cabeza”. Además, acusó a los diputados de Morena, especialmente a Flores Pacheco, de desconocer la ley, faltar a la ética profesional y hasta inventarse artículos “que no existen”. También los acusó de haber violentado sus garantías individuales al tacharlo públicamente de corrupto sin presentar pruebas y sin haber sido llamado a comparecer ante ninguna instancia, además de que –dijo—se vulneró su derecho a la presunción de inocencia y a la protección de datos personales. El imputado destacó que los juicios políticos “marcan una pauta en un escándalo”, y que en su caso era innecesario, pues el cargo que ostentaba hasta hoy no era interferencia para ninguna investigación. Aseguró que durante el tiempo que estuvo en la administración pública no incurrió en actos de corrupción. En el caso del IET, precisó que durante su dirección se impusieron códigos de seguridad a los tarjetones que se expidieron, para evitar su falsificación, y sostuvo que renunció a su actual cargo para ponerse a disposición de las autoridades para transparentar la situación. Finalmente manifestó que los legisladores que lo acusan sólo buscan notoriedad pública, pero en su intento exhibieron su desconocimiento de las leyes, y comentó que esperará a que sus acusadores agoten las acciones que pretenden hacer para posteriormente decidir si él los demanda. El exfuncionario no descartó que la embestida en su contra sea un acto de revanchismo político o una persecución ordenada desde el gobierno del estado a los diputados de Morena. “Yo soy de aquellos que para señalar a alguien tengo que tener pruebas”, lanzó el también abogado, quien calificó de “poco ético” el proceder de su sucesor en el IET y deslizó: “Juzguen ustedes mismos”. Remató: “A mí me haces algo, y ya lo sabes. No es amenaza”.

Comentarios