Nacional

Pese a pandemia, la CFE corta servicio eléctrico a pozos de agua en Armería, Colima

Pese a la pandemia de covid-19, la CFE cortó el servicio de energía eléctrica a tres pozos -y tiene programado hacerlo en siete más- de Armería, Colima, por un adeudo de 7 millones de pesos, acusó el alcalde.
miércoles, 28 de octubre de 2020

COLIMA, Col. (apro).- Pese a la pandemia, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó la tarde de este miércoles el servicio de energía eléctrica en los equipos de tres pozos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Comapal) del municipio de Armería, Colima, pues adeuda 7 millones de pesos a la empresa productiva del Estado.

Las fuentes de abastecimiento afectadas se encuentran en las comunidades El Paraíso, Rincón de López y Cofradía de Juárez, mientras que la suspensión del servicio de electricidad se encuentra programada en siete pozos más de los 18 con los que cuenta el municipio, de acuerdo con una notificación realizada por la CFE al Ayuntamiento.

El presidente municipal, Salvador Bueno Arceo, pidió ayuda a diputados federales y senadores colimenses para hacer “un llamado al titular de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, e inclusive al mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien dudo que esté de acuerdo que en plena pandemia afecten la salud del pueblo, por encima de lo económico”.

El edil, surgido de la coalición Juntos Haremos Historia, se quejó: “no puedo creer que la CFE y el gobierno federal, por la decisión que se tomó en un cómodo escritorio en la Ciudad de México, este día pongan en riesgo hospitales, centros de salud, gente enferma de covid, discapacitados y adultos mayores, al dejarlos sin agua por una cuestión económica que afecta a todo el país y al mundo”.

Bueno Arceo hizo también un llamado al gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, ya que “solamente el adeudo que tiene el gobierno del estado con la Comapal es de más de 9 millones y medio de pesos, mientras que el adeudo por el que la CFE está suspendiendo el servicio de energía eléctrica a los pozos es de siete millones”.

Refirió que a la fecha la Comapal enfrenta una crisis económica severa derivada de la baja recaudación en general, ya que la actual pandemia trajo consigo problemas económicos a las familias de Armería, al desaparecer fuentes de empleo tanto en el campo como en el área urbana.

“Hay quien vive al día, que no tiene que comer; esta pandemia a dejado en claro lo frágil que es la vida humana cuando nos enfrentamos a problemas de salud; no sólo hemos perdido en la económico, sino también seres queridos en nuestro municipio; tenemos el objetivo de cumplir y pagar, siempre que existan las condiciones necesarias, volviendo a la normalidad”.

Recordó que en 2015, durante la administración de la alcaldesa Patricia Macías, el municipio sufrió los primeros cortes de energía eléctrica debido a la falta de liquidez del organismo operador y en la siguiente administración se vivió la misma problemática.

Salvador Bueno indicó que en 2018, cuando tomó posesión del cargo, el primer reto que tuvo como presidente fue afrontar la deuda de cuatro millones de pesos que dejó la anterior administración, que terminó de pagar en enero de este año.