Diputado de Morena mete en nómina a su hijo; gana 15 mil pesos como chofer

viernes, 9 de octubre de 2020
XALAPA, Ver. (apro).- El diputado local de Morena, Magdaleno Rosales Torres, admitió que tiene a su hijo en la nómina con un salario de quince mil pesos mensuales y está habilitado como “chofer”. La justificación del legislador Rosales Torres para el acto de nepotismo fue excusar que “había casos similares” en anteriores administraciones. En atropellada entrevista, el diputado local justificó que su hijo está a cargo de una brigada médica en el distrito que representa y que, además, se le paga -dijo- con una “prerrogativa” que le corresponde. “No hay (nepotismo), porque los aviadores son los que no se presentan a trabajar. Hay fuego amigo, no quiero hablar de más (sic), porque hay mucha tela de donde cortar”, indicó. Empleados legislativos adscritos a Magdaleno Rosales admitieron que otros diputados de Morena, como Rosalinda Galindo, Ramón Ríos Uribe, y el presidente de la Junta Directiva del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, también tienen a familiares y amigos cercanos en la nómina y con salarios desproporcionados. Nota de interés: Familia estadunidense vive momentos de pánico al ser asaltada por grupo armado en Sonora El diputado Magdaleno Rosales señaló que en el Congreso local de Veracruz siempre ha existido la cultura política de que diputados locales metan a familiares en la nómina. “Mi hijo cobra quince mil pesos mensuales, pero no se preocupen ya lo voy a dar de baja. Él no tiene estudios, acabó la primaria”, soslayó Magdaleno. Los otros sueldazos Una revisión al tabulador de “Remuneraciones bruta y neta de todos los servidores públicos de base y de confianza del Poder Legislativo”, arroja altos salarios en empleados legislativos, por ejemplo, Miguel Ángel Sánchez Murillo (empleado de confianza), habilitado como “Asistente Legislativo” tiene una percepción mensual bruta de 56 mil pesos, más un estímulo anual de mil pesos por concepto de “Día del Padre”. Nota de interés: Gutiérrez Müller llega a Italia y este es el trueque que busca AMLO con el país europeo Otra “Asistente Legislativo”, Rosa María Rubio Bedolla (empleada de confianza), tiene una percepción mensual de 30 mil pesos, más, una compensación anual de mil pesos por “Día de la Madre”. Juan Carlos Quintanilla Ortega es otro de los “Asistentes Legislativos” y empleados de confianza con una percepción mensual bruta de 30 mil pesos. En alguna ocasión, diputados de Morena aludieron que los “salarios estratosféricos” fueron heredados por administración pasadas y por el sindicato; sin embargo, en estos tres últimos casos, son empleados de confianza habilitados en administraciones de la cuarta transformación. Otros “Analistas Legislativos” como Jechhlchen Pimentel Peña también tiene una percepción mensual bruta de 30 mil pesos; mismo caso del “Asistente Legislativo”, Carlos Uriel Pérez Zeferino cuya remuneración personal tiene un tope bruto de 40 mil pesos efectiva cada 30 días. La analista legislativa Graciela Méndez Alamilla se encuentra dada de alta con una percepción mensual de 35 mil pesos. Un poco más alto, se encuentra Enrique Cerón Morales, con 40 mil pesos mensuales, el homólogo de ambos, Eduardo Andrade Rocha con cincuenta mil pesos de dieta mensual o la secretaria, Olga Edith Velázquez Herrera, con 43 mil 522 pesos. En el caso de los conductores -como el hijo del diputado, Magdaleno Rosales- hay otros con salarios más altos, como César Antonio Nava Piña, empleado de base del Congreso local y que de acuerdo con el tabulador de “Remuneraciones bruta y neta de todos los servidores públicos de base y de confianza del Poder Legislativo” tiene un salario bruto de 31 mil 417 pesos mensuales, además de un “estimulo” de puntualidad mensual por 3 mil 857 pesos, ese mismo tabulador aclara que Nava Piña ya no tiene derecho a “bonos”. Jorge Malpica Vera también se encuentra habilitado como “conductor” del Congreso local, de acuerdo al tabulador legislativo actualizado al último día de julio del 2020, su sueldo bruto es de 39 mil, 204 pesos. También es empleado de base. Eduardo Muñoz Sánchez, de adscripción “conductor”, aunque con el estatus de “Secretario I” tiene asignado una percepción mensual bruta de 36 mil 582 pesos, con 65 centavos, al igual que sus otros compañeros también tiene derecho a un bono de puntualidad mensual de 4 mil, 373 pesos. El tabulador legislativo ataja que Muñoz no tiene acceso a primas, ni bonos. En estas percepciones salariales del Congreso local, la vara de remuneraciones no es equitativa. Por ejemplo, Eli Ramírez García habilitada -según el tabulador legislativo- como “conductor” apenas tiene una percepción mensual bruta de 12 mil 763 pesos.

Comentarios