Escoltas del gobernador de Guanajuato falsifican pruebas y encierran 21 días a empresario veracruzano

jueves, 5 de marzo de 2020
[caption id="attachment_620637" align="alignright" width="225"]Carlos Vázquez Bonilla, empresario citricultor y ganadero del sur de Veracruz. Foto: Noé Zavaleta Carlos Vázquez Bonilla, empresario citricultor y ganadero del sur de Veracruz. Foto: Noé Zavaleta[/caption] XALAPA, Ver. (apro).- Carlos Vázquez Bonilla, empresario citricultor y ganadero del sur de Veracruz, presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra los escoltas del gobernador de Veracruz, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, por falsificar pruebas para mantenerlo preso durante 21 días en una cárcel federal. “La querella es por los delitos de daño moral, abuso de autoridad, falsificación de pruebas y retención ilegal de la libertad”, expresó Vázquez Bonilla. En entrevista, el empresario relató que el pasado 4 de febrero escoltas del gobernador de Guanajuato y personal de seguridad municipal de León le fincaron el delito de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército. “Ese día salí del domicilio donde me había quedado y le marqué a mis escoltas, porque les había dicho que se adelantaran a desayunar y me dicen que los había detenido una patrulla municipal, pero mostraron los documentos (de portación legal de armas) y todo bien. Fueron por mí y ya íbamos a tomar destino a Puebla cuando me detiene una camioneta, era la misma que había detenido a mis escoltas, me tuvieron como una hora y después me trasladaron a la policía municipal de León. Yo preguntaba que cuál era el problema y ellos sólo me decían que no hablara y me tenían en la batea de una patrulla”. Al paso de las horas, dijo, sus escoltas insistían que “tenían los permisos” y estaban “dentro de la legalidad”, pero con pruebas y declaraciones falsas, tanto guardias de seguridad del gobernador como los policías municipales se lo llevaron preso. https://www.proceso.com.mx/617309/acusan-a-escoltas-del-gobernador-de-guanajuato-de-fabricar-delito-contra-empresario Cuando el ganadero y sus escoltas fueron bajados de la batea de la patrulla, aquel alcanzó a ver las instalaciones de la FGR, donde, subrayó, fue acusado de portación ilegal de armas exclusivas del Ejército, según la carpeta de investigación FED/GTO/LEON/000458/2020. “¿Qué paso?, que los policías perdieron los permisos a propósito, los oficios de comisión y me ponen a mí el arma del teniente que andaba conmigo y quedo detenido. Me mandaron al penal y estuve 21 días detenido hasta que en la segunda audiencia, ya en Guanajuato capital, se pidieron los informes a la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) y ya contestó que todos mis empleados tienen permiso y la documentación en orden. Ni una disculpa pidieron, ni escoltas ni policías”, soltó Vázquez Bonilla. Por esa arbitrariedad, apuntó, hoy acudió a presentar su denuncia ante la FGR y a dar la cara ante los medios de comunicación porque tiene que “limpiar su imagen”, dado que lleva años exportando limón a Estados Unidos. “El 24 de febrero salí absuelto, pero con un quemón que no es benéfico para mi imagen como empresario y exportador de limón en Estados Unidos, pero tampoco para otros colegas citricultores y ganaderos de la región”, recalcó. Vázquez insistió que, si bien quedó clara la incompetencia de las autoridades de Guanajuato, su imagen pública quedó muy dañada porque fue exhibido como delincuente en varios medios de la región del Bajío. “Ahora toca exigir justicia, tanto en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, como en la Fiscalía General de la República”, remató.