Implicado en homicidio de Luis Miranda Cardoso no se suicidó, tenía lesiones: fiscalía

viernes, 21 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) admitió que Arturo “N”, sospechoso de asesinar a Luis Miranda Cardoso, no se suicidó, sino que tenía lesiones. El occiso era investigado por su probable participación en el robo a casa habitación y asesinato del notario, padre del diputado federal del PRI y exsecretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, registrado el 11 de agosto pasado, en Toluca, Estado de México. El 17 de agosto, alrededor de las 22:30 horas, fue encontrado el cuerpo sin vida de este sujeto de 56 años de edad, dentro del área conocida como “Imaginaria”, en el penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, municipio de Tlalnepantla. Al principio, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la entidad había asegurado que el sujeto de había quitado la vida porque había sido encontrado prensado a los barrotes de una ventana con un pantalón enredado en el cuello. Especial: Otra muerte sospechosa en el Grupo Atlacomulco Tres días después del anuncio, el cual se hizo hasta el martes 18, la FGJEM indicó que forenses de la Coordinación General de Servicios Periciales (CGSP) analizaron el cadáver del implicado y encontraron que la causa de su muerte fue “un traumatismo craneoencefálico severo”. Además, señalaron que presentaba varias lesiones recientes, por lo que la FGJEM anunció que mantiene abierta una investigación para encontrar las causas y aseveró que la indagatoria se realizará en estricto apego a derecho. “El cuerpo se halló colgado del barrote de una ventana, mediante un pantalón atado al cuello del sujeto. En el lugar se realizaron las diligencias periciales referentes a criminalística, fotografía y se llevó a cabo el levantamiento del cuerpo. “Sin menoscabo que, en el lugar de los hechos, los indicios encontrados y datos de prueba preliminares eran coincidentes con un aparente suicidio, una vez que el cuerpo fue analizado por especialistas en medicina forense de la FGJEM, fue posible determinar que esta persona presentaba diversas lesiones recientes, entre ellas un traumatismo craneoencefálico severo, mismo que fue identificado como la causa de muerte”, indicó. Como parte de las indagatorias se descubrió que el implicado había trabajado para Miranda Cardoso cuando fue presidente del Poder Judicial del estado, lo cual le habría facilitado conocer sus actividades y movimientos diarios. El móvil, según la FGJEM fue el robo a casa habitación. El 17 de agosto, aún con vida, Arturo “N” había sido presentado en una diligencia judicial donde le imputaron el homicidio de Cardoso. Su defensa pidió la duplicidad del término constitucional para que en un plazo de 144 horas se presentaran las pruebas de descargo. Un día antes, Arturo “N” había sido aprehendido por su presunta participación en el asesinato de Cardoso. Se implicó también a dos cómplices, de quienes hasta el momento no se tiene ningún tipo de información. El cuerpo de Arturo “N” ya fue entregado a sus familiares, añadió la FGJEM.

Comentarios