Actos desangelados para conmemorar el sismo de 2017 en Oaxaca

sábado, 12 de septiembre de 2020 · 22:08
OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).– Con actos desangelados se conmemoró esta semana el tercer aniversario del terremoto del 7 de septiembre de 2017. En el marco de esta fecha que enlutó a cerca de 100 hogares, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa se limitó a inaugurar el palacio municipal de Ixtaltepec. Por su parte, el Congreso de Oaxaca guardó un minuto de silencio, mientras que en Juchitán se izó la bandera a media asta y el presidente municipal, Emilio Montero, colocó una ofrenda floral. Aunque aún existen rezagos, principalmente en la reconstrucción de escuelas, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa alardeo que, a tres años de los sismos de septiembre de 2017, “hemos reconstruido 60 mil viviendas, 20 mil con pérdida total; 12 mercados totalmente reconstruidos, 60 centros de salud, y este año vamos a terminar las 2 mil escuelas que faltaban”. “En el recuento de daños, el gobierno de Oaxaca ha cumplido (y) en el diagnóstico de escuelas tenemos el 85 o 90% de la reconstrucción, las demás se están reconstruyendo y palacios municipales solo falta el de Juchitán, que tiene recursos asignados este año y se reconstruyeron 12 mercados. Atendimos ya casi la totalidad y seguimos teniendo desastres naturales”, resumió el mandatario. Sin embargo, el vocero de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), Wilbert Santiago Valdivieso, desmintió al gobernador al aclarar que unas 300 escuelas del Istmo de Tehuantepec siguen sin terminar su reconstrucción porque el gobierno estatal no ha pagado a las empresas. Aunque las escuelas no están funcionando por los tiempos de la pandemia, es de su conocimiento que el gobierno no ha liberado el presupuesto para terminar la reconstrucción de 300 planteles educativos que les falta iluminación, repellado, cancelería o sanitarios.

Recuerdan a las 36 víctimas de Juchitán

Con la ausencia del gobierno estatal, en Juchitán se realizó una ceremonia en memoria de los 36 fallecidos aquella noche del terremoto del 7 de septiembre. En esa ceremonia agradecieron al presidente Andrés Manuel López Obrador por dar atención especial al estado de Oaxaca y en particular al Istmo, por haber sido la región más golpeada por los sismos, de tal manera que en 2019 destinó el 32 por ciento de los recursos del programa a Oaxaca, y en 2020, el 33 por ciento. “En 2019 se invirtieron, en 286 municipios oaxaqueños, 5 mil 300 millones para 13 mil 500 acciones de vivienda, escuelas, salud y rescate del patrimonio, y en 2020, 4 mil 409 acciones, con una inversión de 3 mil 143 millones de pesos, el 60 por ciento del programa nacional de reconstrucción se está aplicando en el Istmo”, explicó el edil de Juchitán, Emilio Montero. Y agregó que “mantenemos nuestra disposición para gestionar obras, sin exigir que sea el Ayuntamiento quien maneje los recursos. Que sigan siendo las instancias del gobierno federal quienes manejen los recursos”. En su oportunidad, el subsecretario de Ordenamiento Territorial y Agrario, David Cervantes aseguró que sí habrá presupuesto para el Programa Nacional de Reconstrucción en 2021, que el Plan “no se acaba hasta que se acaba”, hasta que las necesidades de reconstrucción de escuelas, viviendas o edificios simbólicos terminen. Y en el Congreso de Oaxaca se limitaron a guardar un minuto de silencio por las personas fallecidas durante el sismo del 7 de septiembre del año 2017 en la entidad, particularmente en el Istmo de Tehuantepec. Al tiempo que demandaron al gobierno de Murat atender con prontitud a los damnificados con clasificación de daño parcial en sus viviendas, calculados en alrededor de tres mil, quienes tres años después aún no han recibido apoyo alguno. Asimismo, se planteó la posibilidad de reclasificar la obra de “Ampliación de agua potable”, por un monto de 47 millones de pesos, por “Rehabilitación del drenaje colapsado en Juchitán”, ya que es una de las principales demandas de la población. Días antes de la fatídica fecha, la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, y el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, junto con el gobernador hicieron la entrega formal de los trabajos de restauración de la Catedral de Huajuapan de León, la cual sufrió daños estructurales durante los sismos de septiembre de 2017. Ahí Murat declaró que “estar aquí confirma que unidos somos invencibles, que trabajando en equipo podemos salir adelante. Este centro espiritual de toda la región sigue vivo y sigue dando esperanza a las oaxaqueñas y oaxaqueños”. La Catedral de Huajuapan -edificio del siglo XVII- es también un Templo de la Patria, pues allí yacen los restos del General Antonio de León y Loyola, oaxaqueño consumador de la Independencia de México. Ahí, Alejandra Frausto expresó que “lo más importante de la riqueza de este país son sus culturas y su gente, y aquí en Oaxaca hay enormes ejemplos de ese talento, del reconocimiento de la diversidad cultural que somos”. En su intervención, el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, refrendó el compromiso del Instituto de continuar en las obras de reconstrucción de los monumentos históricos dañados en el estado de Oaxaca. Y el día 7, Murat resaltó en Ixtaltepec, que “así como hubo dolor, vendrán tiempos mejores y vendrán los mejores tiempos para el Istmo de Oaxaca”. “Es difícil transmitir el dolor que sintió el Istmo en 2017; ver a las familias, escuchar su dolor y decirles en la mirada que íbamos a salir adelante”. Ahí resaltó que más de 60 mil viviendas resultaron afectadas, 20 mil de las cuales resultaron con pérdida total; también se atendió al sector educativo, que padeció la afectación de casi dos mil planteles, los últimos de los cuales serán reconstruidos este año y se atendieron los más de 60 centros de salud afectados, incluyendo el de Ixtepec, que se construyó con el apoyo y solidaridad del Gobierno de Turquía; así como el “Macedonio Benítez Fuentes” y el de Especialidades de Juchitán de Zaragoza, dos importantes nosocomios que han contribuido a fortalecer los servicios de salud durante esta contingencia sanitaria por covid-19. Lo que no dijo es que el Hospital Macedonio Benítez fue construido por la Secretaría de la Defensa Nacional y el de especialidades por el Grupo México (GM).